Tag Archive: nuevo orden mundial


wenlock

© Unknown

A 2010 Rockefeller Foundation document entitled “Scenarios for the Future of Technology and International Development” outlines a scenario which results in the death of 13,000 during the 2012 Olympics.

Rise of Authoritarianism

The first worrying prediction begins in 2012 when ‘the pandemic the world had been anticipating for years’, finally hits, infecting nearly 20 percent of world population and claiming 8 million lives. Due to this pandemic, the Rockefeller Foundation outlines how the public will welcome a more authoritative government and a tighter control across all aspects of life, including Biometric IDs for all citizens.

Graphic
The 2012 London Olympics Bombing

In the document, the Rockefeller Foundation ‘predicts’ that the decade of 2010-2020 will be named “The Doom Decade”, because of a wave of terrorist attacks, natural disasters as well as civil uprisings and financial collapses.

The years 2010 to 2020 were dubbed the “doom decade” for good reason: the 2012 Olympic bombing, which killed 13,000, was followed closely by an earthquake in Indonesia killing 40,000, a tsunami that almost wiped out Nicaragua, and the onset of the West China Famine, caused by a once-in-a-millennium drought linked to climate change.

Mirroring events in real life, the document also predicts that by 2015 a large share of the US’ armed forces are recalled from countries such as Afghanistan to be stationed domestically, apparently posse comitatus no longer being a concern.

In 2015, the U.S. reallocated a large share of its defense spending to domestic concerns, pulling out of Afghanistan – where the resurgent Taliban seized power once again.

As is happening right now, the document outlines how nations will lose power over their own finances due to massive debt, apparently handing over financial sovereignty to the banking technocrats.

But the document doesn’t just cover these topics. The growing mistrust in vaccines is covered in the Rockefeller document, where they state that due to corruption within national and global bodies such as WHO, “bogus” vaccines will result in mass deaths. According to the paper, the resulting mistrust in vaccines results in a large number of parents who avoid vaccination, which causes infant and child morality to rise to levels not seen since the 1970s.

In the context of weak health systems, corruption, and inattention to standards – either within countries or from global bodies like the World Health Organization – tainted vaccines entered the public health systems of several African countries. In 2021, 600 children in Cote d’Ivoire died from a bogus Hepatitis B vaccine, which paled in comparison to the scandal sparked by mass deaths from a tainted anti-malarial drug years later. The deaths and resulting scandals sharply affected public confidence in vaccine delivery; parents not just in Africa but elsewhere began to avoid vaccinating their children, and it wasn’t long before infant and child mortality rates rose to levels not seen since the 1970s.

Technology becomes an increasing theater of battle in the Doom Decade, with cyber terrorism and hacking mafia organizations becoming more and more widespread. A worrying prediction outlined in the document covers “Bio-Hacking” where GMO and DoItYourself-Biotech push the Globalist’s love for Transhumanism forward.

Interestingly, not all of the “hacking” was bad. Genetically modified crops (GMOs) and do-it- yourself (DIY) biotech became backyard and garage activities, producing important advances. In 2017, a network of renegade African scientists who had returned to their home countries after working in Western multinationals unveiled the first of a range of new GMOs that boosted agricultural productivity on the continent.

Just as desired by Globalists for over a hundred years, the developed world begins to fall back into feudalism, with the gap between the rich and poor growing to levels not seen for hundreds of years as the middle class becomes extinct.

The rich moving into fortress like compounds, whereas the poor are forced to move into ghettos. By 2030, the document portrays the “developed” and “developing” nations to no longer be relevant or distinguishable.

graphic 2

Agenda 21

The report also outlines several Environmental scenarios stemming from Climate Change which include a new worldwide economic system based on Green Infrastructure by 2018.

The Foundation describes how the resulting collapse of society requires an exodus out of rural areas and into urban environments for survivability, a bizarre take on reality where those living in urban environments are far more restricted in being self sufficient than those in rural areas who have the ability to more easily grow their own food.

Another mirror to Agenda 21 is the documents prediction that only the very rich will have the ability to travel, as prices skyrocket and the restrictions in the name of security reach such high levels that the poor simply cannot travel from their communities.

Conclusion

As with other such documents such as those released by RAND and the MoD in the UK, these predictive papers are a window into the think-tanks who help shape world events. Where the documents are always portrayed as simple predictions, it is important to realize that many such papers have been eerily accurate in the past and thus must be considered when such events unfold in the near future.

Documentation: Scenarios for the Future of Technology and International Development – The Rockefeller Foundation

Comment: The London 2012 Olympics is turning out to be a wonderful opportunity for ramping up the anxiety levels of the masses without the PTB even needing to resort to any ‘fun and games’ to further their agendas. The article conclusion is reasonable:

As with other such documents such as those released by RAND and the MoD in the UK, these predictive papers are a window into the think-tanks who help shape world events. Where the documents are always portrayed as simple predictions, it is important to realize that many such papers have been eerily accurate in the past and thus must be considered when such events unfold in the near future.

The document is freely available from the Rockefeller Foundation Website

Anuncios

Incluimos un breve artículo y tres vídeos que nos muestran una buena explicación de lo que está ocurriendo en Oriente Medio donde hay diversos elementos y fuerzas criminales en el poder mundial muy interesados en desatar la III Guerra Mundial.

Esta información presenta una visión más próxima a la realidad acerca del ataque y la invasión que se están practicando sobre la zona muy alejada de las insultantes mentiras que nos arrojan cada día los grandes medios de comunicación vendidos a sus respectivos amos.


La dominación neocolonial de Oriente Medio se va acelerando. A medida que las cosas se ponen calientes, a las potencias occidentales se les pone cada vez más difícil avanzar en su hegemonía sobre la región, por más que traten de aparecer con buena cara ante el público mundial.

Las cosas se suceden con gran rapidez en Oriente Medio. La tensión aumenta, las amenazas se disparan a diestra y siniestra; se producen extraños asesinatos… ¡Más raro aún es la manera en que tiran de los hilos en las esferas de la diplomacia, la política, los multimedios globales, lo militar y lo económico; a veces se tira de ellos con tanta violencia y premura que esos hilos parecen enredarse! El aire va poniéndose enrarecido… Con un poco de perspectiva histórica, hasta pareciera que estamos reviviendo agosto de 1939; los últimos días antes de la II guerra mundial…

Pero, ¿qué está pasando realmente en Oriente Medio y por qué? Bueno, para empezar en los últimos veinte años hemos sido testigos de la manera en queEEUU, Reino Unido, Francia, otros países miembros de la OTAN e Israelhan atacado, bombardeado y avasallado a Irak, Afganistán, Pakistán, Libia y Palestina, en forma casi permanente y sin verse impedidos para hacerlo.

Millones de musulmanes han muerto como consecuencia de estas agresiones que se han basado sobre mentiras flagrantes como las inexistentes armas de destrucción masiva de Irak, o el supuesto programa nuclear iraní para fabricar la bomba atómica. Su política de doble discurso, sin embargo, hace que los multimedios ignoren sistemáticamente la política de limpieza étnica perpetrada por Israel en Palestina. Desde el año pasado vemos cómo se fabrica e ingenieriza el caos social en toda la región, eufemísticamente bautizado “la primavera árabe”.

Permanentemente se distorsiona y encubre la verdadera naturaleza del conflicto en Oriente Medio, los verdaderos objetivos del amplio conjunto de actores en la región, y las verdaderas raíces de tanta convulsión y violencia. Pero ahora las potencias occidentales se han visto confrontadas con dos huesos duros de roer:Siria e Irán. En estos conflictos sus mascaras comienzan a caerse. Y cuando las máscaras caen repentinamente, a muchos se los toma por sorpresa mostrando sus verdaderas caras.

Por ejemplo, ¿cómo van a hacer las potencias occidentales para explicarle al mundo que el mal-llamado “Ejército de Liberación Sirio” –obviamente entrenado, apoyado, financiado y armado por las agencias de inteligencia occidentales– ahora cuenta con el apoyo de, nada más y nada menos, que AlQaeda? Efectivamente, el 15 de febrero pasado, el líder de Al Qaeda, Ayman al-Zawahri, hizo un llamamiento para que “todos los musulmanes de Turquía, Irak y el Líbano” socorran a los “rebeldes sirios”.

¡Pero qué sorpresa! ¿No era que Al Qaeda lidera el “terrorismo internacional” contra EE. UU., Reino Unido, Francia e Israel? Parece que, tal como lo aseverara James Clapper, Director de Inteligencia Nacional EEUU ante el Comité del Senado de Asuntos Militares el pasado 16 de febrero, nos enteramos que Al Qaeda está trabajando mancomunadamente con EEUU y el Reino Unido en Siria, todos hacia objetivos en común.

¿Quizás usted se sorprenda ante estos “extraños compañeros”? No creo que sea así…

Pues observadores lúcidos han sabido desde hace años que Al Qaeda no es más que una criatura creada por la inteligencia estadounidense y británica. Así lo explicó Robin Cook, quién fue líder oficialista en la Cámara de los Comunes y presidente del Consejo en el Gabinete del ex-primer ministro británico Tony Blair en 2003, y que prefirió renunciar en marzo de ese año antes que apoyar la política rastrera de Blair de seguir a Bush Junior en su guerra contra Irak.

Luego, en un artículo publicado el 8 de julio de 2005 en el matutino londinense ‘The Guardian‘, Cook explicó que “Bin Laden fue… producto de un monumental error de cálculo de las agencias de seguridad occidentales. A lo largo de los años 80, Bin Laden fue armado por la CIA y financiado por Arabia Saudí para llevar a cabo la Yihad contra la ocupación rusa de Afganistán. Al Qaeda significa literalmente ‘la base de datos’, que originalmente era un archivo de computadora con los nombres de los miles de muyaidines que fueron reclutados y entrenados con ayuda de la CIA para derrotar a los rusos”. Creo que el exministro inglés Cook sabía de lo que hablaba. No es de extrañar queapenas cuatro semanas después, un saludable Cook de 54 años muriera repentinamente de un “severo ataque cardíaco” en circunstancias no del todo claras…

La promoción de Al Qaeda desde enemigo declarado a la embarazosa pero útil función de aliado, vino rápidamente. Los Talibanes hoy dejaron de ser el peor mal en Afganistán para transformarse en una de las partes con las que se negociará una futura salida de EEUU de ese país. Muchas cosas que los multimedios occidentales nos sirvieron como verdades absolutas hoy comienzan a deformarse a medida que se transmutan en sus opuestos. Piénselo:¿cuántas de las otras “verdades incuestionables” son en realidad verdaderos castillos de arena construidos de decepciones y mentiras?

Hace ya años que EEUU, Reino Unido e Israel vienen amenazando a Iráncon un ataque militar unilateral debido a una inexistente amenaza nuclear iraní. Sin embargo, miran para otro lado cuando se les habla de las bombas nucleares reales y operativas que mantiene Israel, ¡país que ni siquiera se molestó en firmar el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares!

Pero por supuesto, Irán es la “gran amenaza…”, por más que Irán no haya atacado ni invadido a ningún vecino en más de un siglo.

Entonces nos replican los medios occidentales con aquél cuentito de que “Irán amenaza con borrar a Israel del mapa”. Otro ejemplo más de “hechos” falsificados por las potencias occidentales, pues lo que el presidente Mahmoud Ahmadineyad dijo en un discurso el 26 de octubre de 2005 citando al Ayatollah Khomeini, fue que “el régimen que ocupa Jerusalén debe desaparecer de la páginas del tiempo”.

Bastante distinto, ¿no? Y no es precisamente Teherán quien tiene el monopolio en pedir “cambios de régimen” en países extranjeros, pues Washington, Londres y Tel Aviv son mucho más agresivos y concretos en este tipo de ejercicio.

De modo que todo depende de la manera en que se informan las cosas, y en entender porqué Occidente prefiere no reportar ciertas cosas. Claramente, el Oriente Medio es un tablero de ajedrez geopolítico muy complejo, y debemos ser muy agudos y estar alertas si queremos entender lo que realmente está ocurriendo ahí.

Pero tengan esto presente: los estadounidenses inventaron y juegan al póker, que es un juego de engaños y mentiras. Los persas sasánidas, de quienes descienden los iraníes de hoy, inventaron el ajedrez en el siglo VII que es un juego de estrategia e inteligencia.

Escrito por Adrian Salbuchi para RT Español

GUERRA CONTRA IRÁN, MEDIOS OCCIDENTALES Y TERRORISMO CIA – MOSSAD:

EE.UU Y LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA , GUERRA IRAK – IRÁN:

General americano condecorado Explica situación en Medio Oriente. Entrevista de Amy Goodman el 2 de marzo de 2007 al general EEUU Wesley Clark (retirado), en la que explica que la Administración Bush planeaba atacar 7 países en 5 años: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán, Irán (2007 hasta 2012)

Fuente: Actualidad RT

La lucha de Grecia contra el saqueo en unas imágenes de impacto

No necesitan más comentarios. Son un pueblo, de todas las edades, de casi todas las condiciones (faltan, naturalmente, los muy poderosos) que se quieren defender del saqueo.  Vistas en el blog griego do-it-like-pasxos, con toda mi solidaridad para el pueblo griego:

“Las invasiones de Irak, Afganistán y Libia, fueron solo el principio…”
Cuando la élite de estrategas del Pentágono y los planificadores de geopolítica dijeron que visualizan una interminable guerra para este siglo, pretendieron decir que lanzarían guerras en cada rincón del planeta hasta que todos los gobiernos nacionales se sometieran a su programa político global.

Los banqueros parasitarios supranacionales que gobiernan el Pentágono y los Estados Unidos quieren que al planeta en su bolsillo, y no van a dejar de hacer guerras para dominar el mundo hasta que la utilidad de los Estados Unidos a su gran proyecto histórico llegue a su fin. El imperio norteamericano es su pequeño su juguete militar, y la quiebra del imperio y la muerte es parte de su estrategia política global.

¿Cómo destruir un imperio tan grande como los Estados Unidos? Al igual que con los imperios anteriores, a través de la deuda y las guerras.

La burbuja hipotecaria inmobiliaria y la fraudulenta guerra contra el terror, los cuales drenan billones de dólares de los bolsillos de las familias y empresas, no fueron accidentes históricos, sino que fueron planeados y ejecutados desde la cúpula de las instituciones políticas, militares, financieras, académicas y medios de comunicación de Estados Unidos.

La incautación de la Casa Blanca, Wall Street, y los medios han llevado a los Estados Unidos y el mundo a una gran carrera, y no hemos llegado a la pendiente más pronunciada en el viaje todavía. Esa parte de la carrera será cuando USrael instiga a una tercera guerra mundial en el Medio Oriente y provoque un colapso económico global, mediante un innecesario ataque contra Irán, país que no representa ninguna amenaza para Israel o los EE.UU.

Irán no es Irak. Un atentado criminal contra Irán traería a Rusia y China a la ecuación.

El anterior ex secretario adjunto del Departamento de Tesorería en la Administración Reagan, y ex editor de The Wall Street Journal, Paul Craig Roberts, dijo en el programa de Alex Jones el pasado 5 de enero de 2012, que Washington no solo tiene a Siria e irán en sus miras, sino también a Rusia y China.

“tiene en sus mirillas a Siria”, dijo Roberts, “Y tiene a Irán en sus miras. Incluso China, ellos están hablando ahora de sus planes de guerra contra China. … Así que nos están preparando grandes cosas: colapso económico en casa, y más guerras en el exterior”.

Roberts dijo que las guerras de EE.UU. contra Irak y Afganistán habían sido aventuras imperialistas “aceptables” para Rusia y China, pero para Washington, hurgar una lucha más allá de esos dos países remontaría a un suicidio nacional para EE.UU, acotó Roberts.

“Creo que los chinos y los rusos no estaban muy inquietos respecto de Irak y Afganistán, ellos pudieron haber visto la cosa como dejar que los norteamericanos se metieran en un lío y una bancarrota para el presupuesto del gobierno, y así sucesivamente, pero ahora la cuestión se acerca más y más a ellos”.

El derrocamiento de Gadafi y la Guerra contra Libia estaban dirigidos contra las inversiones petroleras chinas en el este de Libia. La ofensiva contra Siria está dirigida contra la base naval rusa en ese país; y si golpean a Irán, como parece que están dispuestos a hacer con todas sus retóricas, también eso amenazaría las inversiones chinas en Irán además de que estarían muy cerca de las fronteras rusas. Por lo tanto, ahora están realmente aventurándose a un cierto encuentro nuclear con dos potencias”.

Los controladores de la mente de los norteamericanos, que manejan el diálogo político global sobre el terrorismo, y la amenaza inventada del Islam a Occidente, pretenden usar a Estados Unidos para iniciar guerras criminales y destructivas, más no ganarlas. Ganar no está en las cartas. Las “guerras” en Irak y Afganistán fueron una “broma cruel”. Un ejército extranjero no puede derrocar a una población civil que odia ser ocupada y humillada.

Patrióticos soldados estadounidenses fueron entrenados para luchar como guerreros, pero fueron enviados a desempeñar el papel de policía corrupto del mundo. ¡Qué desperdicio de hombres buenos!. Fueron enviados en una misión falsa en la que la victoria fue diseñada para ser siempre un subterfugio. Fueron enviados en una caza de gansos salvajes en todo el Oriente Medio

“Si deseas encontrar los tiranos y los viles olvídate de Bagdad y Trípoli, dirígete a Washington o Londres, pues esos países están repletos de ellos, ya que el mal gotea del cuello de Dick Chiney, de Barack Obama y Benjamin Netanyahu. La invasión de Afganistán no se trata de una represalia contra Bin Laden y al-Qaeda por haber llevado a cabo los ataques del 11 de septiembre, pues no fueron ellos los autores. La organización de al-Qaeda y Bin Laden son obra de la CIA, el Mossad y la inteligencia británico MI6.”, dijo el autor.

© Desconocido

Todos hemos visto como las revueltas que comenzaron en Layounne y que han dado lugar al movimiento de los descontentos contra Mohamed VI, pasando por Túnez, Egipto y Libya; han sido una maniobra de “quema de archivos” de la CIA, de dirigentes que sabían demasiado reemplazados por supuestos islamistas, cuando no por el propio y mismísimo ejercito, como en el caso de Egipto. Han aprovechado la buena fe del pueblo que creía que al fin llegaba la ansiada libertad, para tirarles en brazos de normas más rígidas que las anteriores, cuando no en un deterioro de un sistema “democrático ficticio” como el que mantuvo a Hosni Mubarak en el poder por décadas.

El caso tunecino sea quizás el más dramático, donde han pasado de la libertad, igualdad y fraternidad de corte árabe, en el que las mujeres gozaban de total igualdad, en un país en el que el aborto estaba legalizado, para acabar con el triunfo de los islamistas “moderados” en unas elecciones en las que la desconfianza total de los votantes, como en el caso de las elecciones marroquíes del día 25 de Noviembre, han dejado el paso libre a fuerzas como las que causaron en Argelia 250.000 muertos al ser ilegalizado el tétrico F.I.S. en la guerra civil encubierta en la que el ejército miró para otro lado, cuando no colaboró en las masacres y apoyó al F.I.S. con la Ley del Perdón o reconciliación, aprobada por Buteflika, mientras los radicales fueron vencidos por la sociedad civil.

Será la Sociedad Civil y no la clase política, la llamada a dirigir esta nave a la deriva de las “primaveras árabes” a buen puerto; mucho menos el ejército, empeñado en continuar con sus prerrogativas de los “años de plomo”, para que el proceso no cristalice en una “Era Glacial islámica” en una región que reclamaba formar parte del siglo XXI y ha sido “obligada” a retornar al oscurantismo de los latigazos por llevar vaqueros, sumiéndose en una sima en la que, por justicia, no se merecían caer.

Nada cambiará. No esperen gran cosa de las elecciones egipcias en ciernes, y miren como la flota de la armada naval rusa se ha dirigido a apuntalar a Siria, animada por su cómplice China. Observen como los Reinos Wahabitas han desatado una “ola de modernidad”, perdonando a una mujer que condujo un coche, para apuntalarse en el poder y observen como ha nacido la nueva Guerra Fría: de un lado EEUU, Israel y una Europa arruinada hasta para mantener a su propio cuerpo diplomático y, del otro, al demonio “islámico” que años más tarde nos mostrará los “gulag” creados para reeducar a los díscolos que no quieran pasar por el aro de las nuevas dictaduras.

Para acabar, les recomiendo que vean el vídeo de la corresponsal de guerra Isabel Pisano, hablando con Jesús Quintero en Canal Sur Andalucía, de lo que se hizo en Libya y que nadie le quiere publicar en este mundo tan civilizado.

Isabel Pisano denuncia Crímenes en Libia

La humanidad estamos siendo engañados, esclavizados y manipulados por una pequeña élite de familias de poder organizadas en diversas estructuras que dominan a casi todos los países del planeta desde hace generaciones. Estas familias y sus organizaciones son las inductoras y responsables de casi todas las desgracias y penurias que acaecen en nuestras angustiadas vidas. Sin embargo, aunque dominen los ejércitos y las fuerzas de seguridad que les protegen, ELLOSnos tienen miedo, realmente son débiles y vulnerables.  Su mayor MIEDO es el DESPERTAR de la población, el hecho de que las masas salgan de la ignorancia y el engaño en el que nos tienen sumidos, el salir de la MATRIXmental en la que vivimos encerrados.

humanidad despierta¿Te preguntas qué puedes hacer tú para ayudar  a la liberación de tu propia especie de estos parásitos del poder? Muy sencillo, difunde información como esta, difunde la verdad y el conocimiento, DESPIERTA LA CONCIENCIA de la persona que esté a tu lado, lo demás ocurrirá solo.

¿TE ATREVES A DESPERTAR?

Brzezinski, carita de ángel

Agencia de Noticias de Ahlul Bait – ABNA. En un reciente discurso en Montreal ante el Consejo de Relaciones Exteriores, el cofundador junto con David Rockefeller, de laTrilateral, y asistente regular a las reuniones del Club Bilderberg, alertó sobre que “el despertar político global” en combinación con las luchas intestinas entre los miembros de la élite estaban amenazando desbaratar el movimiento hacia un gobierno mundial.

Brzezinski explicó que el liderazgo político global se había convertido en “mucho más diversificado de lo que era hasta hace relativamente poco”, y se notaba el ascenso de China como poder geopolítico y que el liderazgo global en el contexto de la G20 “tenía falta de unidad interna ya que muchos de sus miembros eran antagonistas en distintos frentes” .

En otras palabras, la elite global se debilita por luchas internas y ello bloquea los esfuerzos para rescatar la agenda de gobierno global, que parece estar fracasando en casi todos los frentes abiertos.

Brzezinski explicó posteriormente otro factor significativo: “Por primera vez en toda la historia la humanidad está despertando políticamente; esto es una realidad completamente nueva, no había ocurrido esto durante la mayor parte de la historia humana”.

Zbigniew Brzezinski declara que su mayor inconveniente es que la mayoría Despierte, el ya conocido mentor de Barack Obama y uno de los cabecillas Sionistas que tienen el control de los EEUU, comprometido con el Asesinato deJFK , junto al banquero DavidRockefeller crearon una organización que fomentara la cooperación y la Creación del NUEVO ORDEN MUNDIAL(NWO/NOM) entre EEUU, Europa, y Japón: la Trilateral Commission, de la que Brzezinski sería su primer director, Que todo el mundo Despierte es la peor pesadilla de esta Elite Asesina.

Fuente: abna


Después de leer este discurso, es posible que entiendas mejor por qué fueron a por él. (Por cierto, la Tribu de Misrata que le traicionó finalmente desciende de un tribu judía procedente de Turquía… convertida al islam).

Dijo Kadaffi ante la Asamblea General:

“En nombre de la Unión Africana, quisiera saludar a los miembros de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y espero que esta reunión sea una de las más históricas en la historia del mundo.
En nombre de la Asamblea General en su sexagésimo cuarto período de sesiones, presidida por Libia, de la Unión Africana, de mil reinos africanos tradicionales y en el mío propio, aprovecho esta oportunidad, en mi calidad de Presidente de la Unión Africana, para felicitar a nuestro hijo Obama porque asiste a la Asamblea General, y le damos la bienvenida por ser su país anfitrión de esta reunión.

Este período de sesiones tiene lugar en medio de muchos retos que encaramos, y el mundo entero debe unirse y mancomunar sus esfuerzos para superar los desafíos que son nuestro principal enemigo común, a saber, el cambio climático y las crisis internacionales, tales como el deterioro económico del capitalismo, las crisis alimentaria y del agua, la desertificación, el terrorismo, la inmigración, la piratería, las epidemias naturales y las causadas por el hombre y la proliferación nuclear. Tal vez la gripe H1N1 fue un virus creado en un laboratorio que quedó fuera de control, y que originalmente se había concebido como un arma militar. Entre esos retos también cabe citar la hipocresía, la pobreza, el miedo, el materialismo y la inmoralidad.
Como se sabe, las Naciones Unidas fueron fundadas por tres o cuatro países que a la sazón estaban en contra de Alemania. Las Naciones Unidas fueron creadas por naciones que se unieron contra Alemania en la segunda guerra mundial. Esos países constituyeron un órgano denominado el Consejo de Seguridad, que convirtió a esos países en miembros permanentes y les otorgó el derecho de veto. Nosotros no estábamos presentes en ese momento. Las Naciones Unidas se configuraron de acuerdo con esos tres países, que tenían la intención de que nos sumáramos a los planes originalmente concebidos contra Alemania. Esa es la esencia real de las Naciones Unidas, cuando se fundaron hace más de 60 años.

Eso sucedió en ausencia de unos 165 países, a razón de uno a ocho, es decir, uno estaba presente y ocho estaban ausentes. Esos países redactaron la Carta, de la cual tengo una copia. Al leer la Carta de las Naciones Unidas, se puede constatar que el Preámbulo de la Carta difiere de sus Artículos. ¿Cómo surgió la Carta? Todos los que asistieron a la Conferencia de San Francisco en 1945 participaron en la redacción del Preámbulo, pero dejaron los Artículos y el reglamento interno del llamado Consejo de Seguridad en manos de los expertos, los especialistas y los países interesados, países que habían establecido el Consejo de Seguridad y se habían unido en contra de Alemania.

El Preámbulo es muy atractivo, y nadie lo objeta, pero todas las disposiciones que aparecen después lo contradicen completamente. Rechazamos esas disposiciones y nunca las respaldaremos; se volvieron obsoletas con la segunda guerra mundial. En el Preámbulo se afirma que todas las naciones, pequeñas o grandes, son iguales. ¿Somos iguales en lo que respecta a los puestos permanentes? No, no lo somos. En el Preámbulo se afirma por escrito que todas las naciones son iguales, ya sean pequeñas o grandes. ¿Tenemos nosotros el derecho de veto? ¿Somos iguales? En el Preámbulo se dice que tenemos igualdad de derechos, ya sean nuestros países grandes o pequeños. Eso es lo que se declara y lo que acordamos en el Preámbulo. Por tanto, el veto contradice la Carta. No aceptamos ni reconocemos el veto.

En el Preámbulo de la Carta se afirma que no se deberá recurrir a la fuerza armada, salvo en interés común. Ese es el Preámbulo que acordamos y firmamos, y nos sumamos a las Naciones Unidas porque queríamos que la Carta reflejara eso. Se indica que sólo se recurrirá a la fuerza armada en interés común de todas las naciones, pero ¿qué ha sucedido desde entonces? Han estallado 65 guerras desde la creación de las Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad, 65 desde su creación, con millones de víctimas más que en la segunda guerra mundial. ¿Acaso esas guerras, así como la agresión y la fuerza que se utilizaron en esas 65 guerras, responden al interés común de todos nosotros? No; esas guerras se llevaron a cabo en aras de los intereses de uno, tres o cuatro países, pero no de todas las naciones.
Hablaremos acerca de si esas guerras respondían al interés de un sólo país o de todas las naciones. Eso contradice de manera flagrante la Carta de las Naciones Unidas que firmamos, y, a menos que actuemos de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas que acordamos, lo rechazaremos y no temeremos hablar con nadie en términos que no sean diplomáticos. Ahora hablamos del futuro de las Naciones Unidas. No debe haber hipocresía ni diplomacia porque se trata de una de las cuestiones más importantes y vitales para el futuro del mundo. La hipocresía dio lugar a las 65 guerras que han estallado desde la creación de las Naciones Unidas.

En el Preámbulo también se afirma que, si se recurre a la fuerza armada, deberá ser una fuerza de las Naciones Unidas, es decir, una intervención militar de las Naciones Unidas, con el acuerdo conjunto de las Naciones Unidas, no de uno, dos o tres países. Las Naciones Unidas en su conjunto decidirán ir a la guerra para mantener la paz y la seguridad internacionales. Desde la creación de las Naciones Unidas en 1945, si hay un acto de agresión de un país contra otro, las Naciones Unidas, en su conjunto, deben disuadir y detener esa agresión.

Si un país, Libia por ejemplo, agrediera a Francia, entonces la Organización entera respondería porque Francia es un Estado Miembro soberano de las Naciones Unidas y todos compartimos la responsabilidad colectiva de proteger la soberanía de todas las naciones. Sin embargo, se han emprendido 65 guerras de agresión sin que las Naciones Unidas hayan hecho algo por impedirlas. Otras ocho grandes guerras violentas, cuyas víctimas suman unos 2 millones de personas, han sido emprendidas por Estados Miembros que disfrutan de los poderes de veto. Esos países que pretenden que creamos que tratan de mantener la soberanía e independencia de los pueblos utilizan en realidad la agresión contra los pueblos. Si bien deseamos creer que esos países desean trabajar por la paz y la seguridad en el mundo y proteger a los pueblos, han recurrido por el contrario a las guerras de agresión y a la conducta hostil. Al disfrutar del veto que ellos mismos se otorgaron como miembros permanentes del Consejo de Seguridad, han iniciado guerras que han cobrado la vida de millones de víctimas.
El principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados está consagrado en la Carta de las Naciones Unidas. Por consiguiente, ningún país tiene derecho a intervenir en los asuntos de ningún Gobierno, sea democrático o dictatorial, socialista o capitalista, reaccionario o progresista. Eso es responsabilidad de cada sociedad; es un asunto interno del pueblo del país en cuestión. Los senadores de Roma en una ocasión nombraron dictador a su líder, Julio César, porque era conveniente para Roma en ese momento. Nadie puede decir que Roma en aquel momento le diera a César el veto. El veto no se menciona en la Carta.
Ingresamos a las Naciones Unidas porque pensamos que éramos iguales, sólo para comprobar que un país puede objetar todas las decisiones que adoptemos. ¿Quién le dio a los Estados miembros permanentes del Consejo de Seguridad esa condición? Cuatro de ellos se concedieron esa condición ellos mismos. El único país que nosotros en esta Asamblea elegimos con la condición de Estado miembro permanente en el Consejo de Seguridad es China. Ello se hizo democráticamente, pero los demás puestos se nos impusieron de manera no democrática a través de un procedimiento dictatorial llevado a cabo en contra de nuestra voluntad, y no debemos aceptarlo.
La reforma del Consejo de Seguridad que necesitamos no es la de un aumento en el número de miembros, lo que sólo empeoraría las cosas. Para utilizar una expresión común, muchas manos en un plato tocan a arrebato. Añadiría leña al fuego. Se empeorarían las cosas sencillamente aumentando más países grandes a los que ya disfrutan de su condición de miembros del Consejo. Sencillamente perpetuaría la proliferación de las superpotencias. Por consiguiente, rechazamos que se aumente el número de puestos permanentes. La solución no es contar con más puestos permanentes, lo que sería muy peligroso. Aumentar las superpotencias aplastaría a los pueblos de los países pequeños, vulnerables y del tercer mundo, que se están agrupando en lo que se ha denominado el Grupo de los 100. Cien países pequeños que se unen en un foro que un miembro ha denominado el Foro de los Países Pequeños.
Esos países serían aplastados por las superpotencias si se concede a nuevos países grandes la condición de miembros del Consejo de Seguridad. Esa puerta debe cerrarse; lo rechazamos enérgica y categóricamente. El aumento de los puestos del Consejo de Seguridad aumentaría la pobreza, la injusticia y la tensión a nivel mundial, así como la gran competencia entre ciertos países como Italia, Alemania, Indonesia, India, el Pakistán, Filipinas, Japón, Brasil, Nigeria, Argentina, Argelia, Libia, Egipto, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Tanzania, Turquía, Irán, Grecia y Ucrania. Todos esos países procurarían un puesto en el Consejo de Seguridad, haciendo que su composición sea casi tan grande como la de la Asamblea General y dando lugar a una competencia poco práctica.
¿Cuál podría ser la solución? La solución es que la Asamblea General adopte una resolución vinculante bajo la dirección del Sr. Treki sobre la base de la voluntad de la mayoría de los miembros de la Asamblea sin tener presente las consideraciones de ningún otro órgano. La solución es cerrar el ingreso de nuevos Estados como miembros del Consejo de Seguridad. Este tema figura en el programa de la Asamblea General en este período de sesiones presidido por el Sr. Treki. La condición de miembro a través de las uniones y el traspaso de mandatos deben sustituir otras propuestas.
Debemos centrarnos en el logro de la democracia sobre la base de la igualdad de los Estados Miembros. Debe haber igualdad entre los Estados Miembros y los poderes y mandatos del Consejo de Seguridad deben transferirse a la Asamblea General. La condición de miembros debe ser para las uniones, no los Estados. El aumento del número de Estados Miembros daría derecho a todos los países a tener un puesto, de conformidad con el espíritu del Preámbulo de la Carta.

Ningún país podría negarle a Italia, por ejemplo, un puesto en el Consejo si se le diera un puesto a Alemania. Por poner un ejemplo, Italia podría decir que Alemania fue un país agresor y derrotado en la segunda guerra mundial. Si diéramos un puesto a la India, el Pakistán diría que es también un país nuclear y merece un puesto, y esos dos países están en guerra. Esa sería una situación peligrosa. Si diéramos un puesto al Japón, entonces tendríamos que dar uno a Indonesia, el país musulmán más grande del mundo. Luego Turquía, el Irán y Ucrania plantearían la misma exigencia. ¿Qué podríamos decir a la Argentina o al Brasil? Libia merece un puesto por sus esfuerzos al servicio de la seguridad mundial al descartar el programa de armas de destrucción en masa. Luego Sudáfrica, Tanzania y Ucrania exigirían lo mismo. Todos esos países son importantes. Se deben cerrar las puertas a la condición de miembros del Consejo de Seguridad.
Ese enfoque es falso, una ardid que se ha planteado. Si queremos reformar a las Naciones Unidas, aumentar las superpotencias no es la manera. La solución es promover la democracia a nivel del congreso general del mundo, la Asamblea General, a la que se le deben transferir los poderes del Consejo de Seguridad. El Consejo de Seguridad se convertiría sencillamente en un instrumento para aplicar las decisiones adoptadas por la Asamblea General, que sería el parlamento, la asamblea legislativa, del mundo.
Esta Asamblea es nuestro foro democrático y el Consejo de Seguridad debería responder ante ella: no debemos aceptar la situación actual. Estos son los legisladores de los Miembros de las Naciones Unidas, y sus resoluciones deben ser vinculantes. Se dice que la Asamblea General debe hacer todo lo que recomiende el Consejo de Seguridad. Todo lo contrario: el Consejo de Seguridad debe hacer todo lo que decida la Asamblea General. Estas son las Naciones Unidas, la Asamblea formada por 192 países. No es el Consejo de Seguridad, que sólo cuenta con 15 de los Estados Miembros.
¿Cómo podemos estar satisfechos con la paz y la seguridad mundiales si el mundo entero está controlado por tan sólo cinco países? Somos 192 naciones y países, somos como el Speaker’s Corner de Hyde Park, en Londres. Simplemente hablamos y nadie ejecuta nuestras decisiones. Somos un simple elemento decorativo, sin ninguna importancia real. Somos el Speaker’s Corner, nada más y nada menos. Pronunciamos discursos y desaparecemos. Eso es lo que somos en estos momentos.
Cuando el Consejo de Seguridad se convierta únicamente en un órgano ejecutivo de las resoluciones aprobadas por la Asamblea General, no habrá competencia para ser miembro del Consejo. Cuando el Consejo de Seguridad se convierta en un instrumento para la aplicación de las resoluciones de la Asamblea General, ya no será necesaria la competencia. El Consejo de Seguridad debería, simplemente, representar a todas las naciones. De conformidad con la propuesta presentada a la Asamblea General, en el Consejo de Seguridad habría puestos permanentes para todas las uniones y todos los grupos de países.
Los 27 países de la Unión Europea deberían tener un puesto permanente en el Consejo de Seguridad. Los países de la Unión Africana deberían tener un puesto permanente en el Consejo de Seguridad. Los países de América Latina y de la ASEAN deberían tener puestos permanentes. La Federación de Rusia y los Estados Unidos de América ya son miembros permanentes del Consejo de Seguridad. La Comunidad del África Meridional para el Desarrollo (SADC), cuando se haya establecido del todo, debería tener un puesto permanente. Los 22 países de la Liga de los Estados Árabes deberían tener un puesto permanente. Los 57 países de la Organización de la Conferencia Islámica deberían tener un puesto permanente. Los 118 países del Movimiento de los Países No Alineados deberían tener un puesto permanente.

También está el Grupo de los 100; quizá los países pequeños deberían también tener un puesto permanente. Quizá también podría asignarse un puesto permanente a los países no incluidos en las uniones que he mencionado para que lo ocupen por rotación, cada seis o doce meses. Estoy pensando en países como el Japón o Australia, que no pertenecen a organizaciones como la ASEAN, o la Federación de Rusia, que no es miembro de las uniones europeas, latinoamericanas o africanas. Esa sería una solución para ellos si el voto de la Asamblea General fuera favorable.
La cuestión es de vital importancia. Como ya se ha mencionado, la Asamblea General es el Congreso y el Parlamento del mundo, el líder mundial. Somos las naciones, y no reconoceremos a nadie que esté fuera de la Asamblea General. El Presidente de la Asamblea, Sr. Ali Abdussalam Treki, y el Secretario General, Sr. Ban Ki-moon, elaborarán el proyecto jurídico y crearán los comités necesarios para someter esta propuesta a votación, a saber, que a partir de ahora el Consejo de Seguridad esté formado por uniones de naciones. De este modo, tendremos justicia y democracia, y ya no tendremos un Consejo de Seguridad formado por países que han sido elegidos por tener armas nucleares, economías ricas o tecnología de avanzada. Eso es terrorismo. No podemos permitir que el Consejo de Seguridad sea dirigido por superpotencias; eso es terrorismo en sí mismo y por sí solo.
Si queremos que el mundo esté unido, sea seguro y pacífico, eso es lo que debemos hacer. Si queremos seguir viviendo en un mundo en guerra, ustedes eligen. Seguiremos teniendo conflictos y luchando hasta el día del juicio final o hasta el fin del mundo. Todos los miembros del Consejo de Seguridad deben poder ejercer el derecho de veto; de lo contrario, deberíamos eliminar totalmente el concepto del veto con esta nueva formación del Consejo. Ese sería un verdadero Consejo de Seguridad. Según las nuevas propuestas presentadas a la Asamblea General, se trataría de un consejo ejecutivo controlado por la Asamblea General, que tendría el verdadero poder y dictaría todas las reglas.

De este modo, todos los países estarían en pie de igualdad en el Consejo de Seguridad, como ya lo están en la Asamblea General. En la Asamblea General se nos trata a todos por igual, como miembros y en las votaciones. Lo mismo debería ocurrir en el Consejo de Seguridad. Actualmente, un país tiene derecho de veto, otro no lo tiene; un país es miembro permanente, otro no lo es. No deberíamos aceptarlo ni aceptar ninguna resolución aprobada por el Consejo de Seguridad con su composición actual. Estuvimos sometidos a tutela; fuimos colonizados y ahora somos independientes. Hoy estamos aquí para decidir el futuro del mundo en forma democrática, a fin de que se mantengan la paz y la seguridad de todas las naciones, grandes y pequeñas, en pie de igualdad. Lo contrario equivale al terrorismo, puesto que terrorismo no es sólo Al-Qaida, sino que puede adoptar otras formas.
Deberíamos guiarnos exclusivamente por la mayoría de votos en la Asamblea General. Si la Asamblea General adopta una decisión por votación, habría que acatar sus deseos y ejecutar sus decisiones. Nadie está por encima de la Asamblea General; quien diga que está por encima de la Asamblea General, debería abandonar las Naciones Unidas e ir por su cuenta. La democracia no es para los ricos ni para los más poderosos, ni para quienes practican el terrorismo. Todas las naciones deberían estar en pie de igualdad y deberían ser consideradas iguales.

Actualmente, el Consejo de Seguridad es feudalismo de seguridad, feudalismo político para quienes ocupan puestos permanentes, puestos que los protegen y ellos utilizan contra nosotros. No debería llamarse Consejo de Seguridad, sino Consejo del terror. En nuestra vida política, recurren al Consejo de Seguridad cuando tienen que utilizarlo contra nosotros. Si no necesitan hacerlo, no le hacen caso. Si tienen algún interés que promover, respetan y ensalzan la Carta de las Naciones Unidas, recurren al Capítulo VII de la Carta y lo usan contra las naciones pobres. No obstante, si desean violar la Carta, no la tienen en cuenta, como si no existiera.

Conceder el derecho de veto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad a los que tienen el poder es una injusticia y un acto terrorista, y no deberíamos tolerarlo. No deberíamos vivir a la sombra de esta injusticia y del terror.

Las superpotencias tienen intereses mundiales complejos y usan el derecho de veto para proteger esos intereses. Por ejemplo, en el Consejo de Seguridad usan el poderío de las Naciones Unidas para proteger sus intereses y aterrorizar e intimidar al tercer mundo haciendo que viva bajo la sombra del terror.

Desde el principio, a partir de su creación en 1945, el Consejo de Seguridad no ha brindado seguridad. Por el contrario, ha sembrado el terror y aplicado sanciones. Se usa solamente contra nosotros. Por esta razón, ya no estaremos comprometidos a aplicar las resoluciones del Consejo de Seguridad después de este discurso, que marca el cuadragésimo aniversario.

Han estallado 65 guerras: ya sean luchas entre países pequeños o guerras de agresión libradas por las superpotencias contra nosotros. El Consejo de Seguridad, en flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas, no adoptó medidas para poner fin a estas guerras o actos de agresión contra pueblos y naciones pequeños.
La Asamblea General se pronunciará sobre una serie de propuestas históricas. Actuamos unidos o nos fragmentaremos. Si cada nación fuera a tener su propia versión de la Asamblea General, del Consejo de Seguridad y de los diversos instrumentos, y si fuera a estar en un pie de igualdad, las Potencias que actualmente ocupan los puestos permanentes se verían limitadas a usar sus propios órganos soberanos, ya sean tres o cuatro, y tendrían que ejercer sus derechos contra ellas mismas. Eso no es de nuestra incumbencia.
Si quieren conservar sus puestos permanentes, eso está bien; los puestos permanentes no nos incumben. Nunca nos someteremos a su control o a su ejercicio del derecho de veto que se les ha otorgado. No somos tan necios como para dar el derecho de veto a las superpotencias para que lo usen de modo que puedan tratarnos como ciudadanos de segunda clase y como naciones marginadas. No somos nosotros quienes decidimos que esos países son superpotencias y naciones respetadas que tienen la facultad de actuar en nombre de 192 países.
Los miembros deben estar plenamente conscientes de que hacemos caso omiso de las resoluciones del Consejo de Seguridad porque esas resoluciones se usan solamente contra nosotros y no contra las superpotencias que tienen puestos permanentes y el derecho de veto. Esas Potencias nunca usan ninguna resolución en contra de sí mismas.
Sin embargo, usan las resoluciones contra nosotros. Esa aplicación ha convertido a las Naciones Unidas en una parodia de sí mismas y ha generado guerras y violaciones de la soberanía de Estados independientes. Ha causado la comisión de crímenes y genocidios. Todo esto transgrediendo la Carta de las Naciones Unidas.

Ya que nadie presta atención al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, cada país y cada comunidad ha establecido su propio consejo de seguridad, y el Consejo de Seguridad de aquí ha quedado aislado.
La Unión Africana ya ha creado su propio Consejo de Paz y Seguridad, la Unión Europea ya ha creado un consejo de seguridad y los países de Asia ya han creado su propio consejo de seguridad. En breve, América Latina tendrá su propio consejo de seguridad, como lo tendrán las 120 naciones no alineadas.

Esto significa que ya hemos perdido confianza en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que no nos ha garantizado la seguridad, y por eso ahora estamos creando nuevos consejos regionales de seguridad.
No estamos comprometidos a obedecer las normas o las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en su modalidad actual porque es antidemocrático, dictatorial e injusto. Nadie puede forzarnos a adherirnos al Consejo de Seguridad o a obedecer o a cumplir con sus resoluciones u órdenes emitidas por el Consejo de Seguridad en su composición actual.

Además, no se respeta a las Naciones Unidas y a la Asamblea General, órgano que actualmente constituye las verdaderas Naciones Unidas, pero cuyas resoluciones no son vinculantes. Las decisiones de la Corte Internacional de Justicia, el órgano internacional de justicia, apuntan solamente a los países pequeños y a las naciones del tercer mundo. Los países poderosos eluden las decisiones de la Corte. O, si las decisiones judiciales se adoptan en contra de estos países poderosos, no se los obliga a cumplirlas.
El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) es un organismo importante dentro de las Naciones Unidas. Sin embargo, los países poderosos no le rinden cuentas o no se someten a su jurisdicción. Hemos descubierto que el OIEA se usa únicamente contra nosotros. Se nos ha dicho que es un organismo internacional pero, si ese es el caso, entonces todos los países del mundo deberían estar bajo su jurisdicción. Si no es verdaderamente internacional, entonces inmediatamente después de este discurso ya no deberíamos aceptarlo y deberíamos clausurarlo.

El Sr. Treki, en su calidad de Presidente de la Asamblea General, debería hablar con el Director General del OIEA, Sr. ElBaradei, y preguntarle si está dispuesto a verificar la acumulación de energía nuclear en todos los países e inspeccionar todos los aumentos de los que se sospeche. Si su respuesta es afirmativa, entonces aceptamos la jurisdicción del Organismo. Pero si dice que no puede examinar a algunos países que poseen energía nuclear y que no tiene jurisdicción sobre ellos, entonces debemos clausurar el Organismo y no someternos a su jurisdicción.

Para su información, llamé al Sr. ElBaradei cuando tuvimos el problema de la bomba nuclear de Libia. Llamé al Sr. ElBaradei y le pregunté si los acuerdos de las superpotencias destinados a reducir los materiales nucleares estaban sujetos al control del Organismo y si se los inspeccionaba, y si conocía todos los aumentos de sus actividades nucleares. Me dijo que no estaba en condiciones de solicitar a las superpotencias que se sometieran a una inspección.

Por consiguiente, me pregunto si el Organismo nos inspecciona únicamente a nosotros. Si es así, no cumple los requisitos de un organismo internacional, ya que es selectivo, como el Consejo de Seguridad y la Corte Internacional de Justicia. Esto no es equitativo ni tampoco lo son las Naciones Unidas. Rechazamos totalmente esta situación.
Sr. Presidente: En lo que respecta a África, ya sea que se efectúe la reforma en las Naciones Unidas o no, e incluso antes de que se someta a votación cualquier propuesta de carácter histórico, debemos otorgarle un puesto permanente en el Consejo de Seguridad ahora, ya que se ha esperado demasiado tiempo.

Dejando de lado la reforma de las Naciones Unidas, podemos decir que, sin lugar a dudas, África fue colonizada, aislada y perseguida y se usurparon sus derechos. Su población fue esclavizada y tratada como animales, y su territorio fue colonizado y sometido a un régimen de administración fiduciaria. Los países de la Unión Africana merecen un puesto permanente. Esta es una deuda del pasado que tiene que pagarse y no tiene nada que ver con la reforma de las Naciones Unidas. Es un asunto de carácter prioritario y es una prioridad del programa de la Asamblea General. Nadie puede decir que la Unión Africana no merece un puesto permanente.

¿Quién puede disentir con esta propuesta? Desafío a cualquiera a que formule un argumento en contra de ella. ¿Dónde está la prueba de que la Unión Africana o el continente africano no merecen un puesto permanente? Nadie puede negar esto.

Otra cuestión que debería someterse a votación en la Asamblea General es la de indemnizar a los países que fueron colonizados para que no se colonice nunca más a un continente, no se usurpen sus derechos ni se saqueen sus riquezas.

¿Por qué los africanos van a Europa? ¿Por qué van a Europa los asiáticos? ¿Por qué los latinoamericanos van a Europa? Porque Europa colonizó a esos pueblos y usurpó los recursos materiales y humanos de África, Asia y América Latina, a saber, el petróleo, los minerales, el uranio, el oro y los diamantes, las frutas, los vegetales, el ganado y el pueblo, y los utilizaron. Ahora, las nuevas generaciones de asiáticos, latinoamericanos y africanos están tratando de recuperar esa riqueza robada, ya que les asiste ese derecho.
En la frontera libia, recientemente detuve a 1.000 migrantes africanos que se dirigían a Europa. Les pregunté por qué se iban para Europa. Me respondieron que lo hacían para recuperar la riqueza que les habían robado y que, de lo contrario, no irían a Europa. ¿Quién puede restituirnos la riqueza que nos quitaron? Si deciden restituir toda esta riqueza, no habría más inmigración procedente de Filipinas, América Latina, Mauricio y la India. Queremos tener la riqueza que nos robaron. África merece 777 billones de dólares en concepto de indemnización de los países colonizadores. Los africanos exigirán esa cantidad, y si no se les da, irán a los lugares adonde se llevaron esos billones de dólares. Tienen derecho a hacerlo. Tienen que ir en busca de ese dinero y recuperarlo.

¿Por qué no hay inmigración de Libia a Italia, a pesar de la cercanía de Libia? Italia debía una indemnización al pueblo libio. Aceptó el hecho y firmó un acuerdo con Libia, que fue aprobado por los Parlamentos de Italia y de Libia. Italia reconoció que haber colonizado Libia fue un error en que nunca más incurriría, y prometió que no atacaría al pueblo libio por tierra, mar o aire. Italia también aceptó indemnizar a Libia 250 millones de dólares anuales durante los próximos 20 años y construir un hospital para los mutilados libios como resultado de las minas colocadas en territorio libio durante la segunda guerra mundial. Italia ofreció disculpas y prometió que nunca más volvería a ocupar el territorio de otro país. Italia, que fue un reino durante el régimen fascista y ha hecho valiosas contribuciones a la civilización, debe recibir felicitaciones por este logro, junto con el Primer Ministro Berlusconi y su predecesor, que hicieron sus propias contribuciones en ese sentido.
¿Por qué el tercer mundo exige indemnización? Para que no haya más colonización, para que los países grandes y más poderosos no colonicen a otros, para que se sepa que tendrían que pagar indemnización. La colonización debe castigarse. Los países que perjudicaron a otros pueblos durante la era colonial deben pagar indemnización por los daños y el sufrimiento que ocasionaron bajo el dominio colonial.
Deseo formular otra observación. No obstante, antes de hacerlo y de abordar una cuestión algo delicada, quisiera hacer una digresión. A nosotros los africanos nos alegra y nos enorgullece el hecho de que el actual Presidente de los Estados Unidos de América sea un hijo de África. Es un acontecimiento histórico. Ahora bien, en un país donde otrora los negros no podían mezclarse con los blancos en los cafés o los restaurantes ni sentarse junto a ellos en un ómnibus, el pueblo estadounidense ha elegido como su Presidente a un joven negro, el Sr. Obama, de ascendencia keniana. Eso es algo maravilloso, de lo cual nos sentimos orgullosos. Es el comienzo de un cambio. Sin embargo, en lo que a mí respecta, Obama es un alivio temporal para los próximos cuatro u ocho años. Me temo que después tengamos que volver a empezar desde cero. Nadie puede asegurar cómo se gobernará a los Estados Unidos después de Obama.
Estaríamos contentos si pudiera ser el Presidente de los Estados Unidos para siempre. La declaración que acaba de formular demuestra que es totalmente diferente de cualquier Presidente estadounidense que hayamos visto. Los Presidentes estadounidenses solían amenazarnos con todo tipo de armas, diciendo que nos enviarían las operaciones Tormenta del Desierto, Uvas de la Ira y Rolling Thunder así como rosas envenenadas para los niños libios. Ese era su enfoque. Los Presidentes estadounidenses solían amenazarnos con operaciones como Rolling Thunder, enviada a Viet Nam; Tormenta del Desierto, enviada al Iraq; Mosquetero, enviada a Egipto en 1956, aun cuando los Estados Unidos se opusieron; y las rosas envenenadas que Reagan envió a los niños libios. ¿Pueden imaginarse? Cabría haber pensado que los Presidentes de un país grande con un puesto permanente en el Consejo de Seguridad y con derecho de veto nos habrían protegido y nos habrían enviado la paz. ¿Qué recibimos en cambio? Bombas dirigidas por láser transportadas en aeronaves F-1. Este era su enfoque: nosotros dirigiremos el mundo les guste o no, y castigaremos a todo el que se oponga a nosotros.
El discurso que pronunció nuestro hijo Obama hoy es completamente diferente. Hizo un llamamiento serio a favor del desarme nuclear, lo cual aplaudimos. Dijo también que los Estados Unidos por sí solos no podrían resolver los problemas que enfrentamos y que el mundo entero debería unirse con ese fin. Dijo que debemos hacer más de lo que hacemos ahora, que es pronunciar discursos. Estamos de acuerdo y lo celebramos. Dijo que habíamos venido a las Naciones Unidas a hablar unos contra otros. Cierto es que cuando venimos aquí, deberíamos comunicarnos mutuamente en pie de igualdad. Dijo, además, que la democracia no debe imponerse desde afuera. Hasta hace poco, los Presidentes estadounidenses decían que debería imponerse la democracia al Iraq y a otros países. Dijo que eso era un asunto interno. Habló con franqueza cuando dijo que la democracia no puede imponerse desde afuera.
Así que tenemos que ser cautos. Antes de plantear esas observaciones delicadas, señalo que el mundo está muy polarizado. ¿Acaso el mundo debería estar tan polarizado? ¿Acaso las naciones no pueden estar en condiciones de igualdad? Busquemos una respuesta. ¿Alguien puede responder si es mejor que el mundo esté tan polarizado? ¿Por qué no podemos estar en condiciones de igualdad? ¿Debemos tener patriarcas? ¿Debemos tener papas? ¿Debemos tener dioses?

¿Por qué tiene que estar el mundo tan polarizado? Rechazamos ese tipo de mundo y pedimos un mundo en que los grandes y los pequeños sean iguales.”

Es la mitad del discurso lo demás esta en el link.

 

http://www.youtube.com/watch?v=QOKvIjyRPak

Paulvanjaf
dom, 31 jul 2011
Imprimir
La posibilidad del default, o la sombra de una insolvencia de pago generalizada (producida por el déficit y la baja de recaudación fiscal) hace temer a los analistas del sistema un rebrote de la crisis financiera en EEUU, no ya a nivel de los bancos y entidades privadas, sino a nivel del propio Estado norteamericano. Una nueva crisis financiera con recesión económica en la primera potencia imperial impactaría globalmente en la Unión Europea, América Latina, China y los países asiáticos que tienen en EEUU al principal comprador de materias primas, productos elaborados y servicios. 

© Desconocido

En medio del debate por el default USA y sus implicancias en el economía global, los números en rojo que surgen del conjunto de las variables de la primera economía imperial invalidan cualquier hipótesis de recuperación inmediata de la crisis que ya ha devenido de económica a social en todo el territorio de EEUU.

Hay una certeza generalizada entre los especialistas: La no reactivación plena del consumo y la persistencia crónica del desempleo con una tasa del 9,3% complica todas las variables de la recuperación económica de EEUU.

Según The Wall Street Journal, el vocero más influyente del poder financiero de EEUU: La crisis (endeudamiento y baja de recaudación) de los Estados de la Unión, agrava el desempleo (desocupación y recortes salariales) y ya extiende los ajustes (reducción de planes sociales) a todo el territorio de EEUU.

Este proceso de sobreendeudamiento (agregado a la caída de la recaudación por la desaceleración económica) no sólo amenaza la estabilidad económica y la “gobernabilidad” del sistema en EEUU, sino que también (y como ya sucedió con los bancos y empresas privadas) puede hacer colapsar en cadena a los propios Estados de la Unión.

En este escenario, mercados (especulación financiera internacional) y gobiernos centrales del mundo capitalista esperan ansiosos el resultado de las negociaciones que se realizan en Washington para elevar el límite de la deuda que el Gobierno federal estadounidense está autorizado a contraer.

El Tesoro de EEUU anunció que el Estado de la mayor economía mundial comenzará a quedarse sin dinero para cumplir con sus compromisos el 2 de agosto, salvo que el Congreso actúe para aumentar el límite del techo de gasto del Gobierno de US$ 14,3 billones, para evitar un potencial impago de sus alrededor de UIS$ 9,6 billones en bonos, que podría llevar a EEUU de vuelta a la crisis financiera y a la recesión y estremecería a los mercados financieros globales.

EEUU tiene actualmente un déficit presupuestario de US$1,5 billones. Para hacer frente a él, se ha visto obligado emitir títulos del tesoro, bonos y otros instrumentos financieros.

La deuda pública ascendió a US$14,3 billones en mayo. Cuando Barack Obama asumió la presidencia en enero de 2009, la cifra era de US$10,6 billones. El Congreso votó por elevar el límite del endeudamiento diez veces desde 2001.

Altos funcionarios de la Casa Blanca, como el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, o el secretario del Tesoro, Timothy Geihtner, advirtieron sobre las consecuencias “calamitosas” de que no se eleve ese límite y que el país pueda dejar de pagar sus obligaciones internacionales.

Pero por otra parte, algunos expertos aseguran que el efecto del “default” podría ser similar o peor al de la caída del banco de inversiones Lehman Brothers en 2008, cuyo devastador resultado fue el congelamiento temporal de los mercados de crédito, al generalizarse la desconfianza entre los bancos y otros agentes de mercado, que por unas horas, dejaron de prestarse dinero.

La sombra del default

En este escenario de crisis deficitaria del Estado, la primera potencia imperial sólo puede evitar el default (cesación de pagos) por medio de 1) una nueva emisión deuda pública (elevar techo), 2) recorte del gasto público (ajuste social), o elevación de recaudación fiscal (impuesto a empresas y ricos).

Los republicanos en el Congreso boicotean la suba de la recaudación fiscal (mediante el cobro de un mayor impuesto a los ricos), y extorsionan a Obama con la elevación del techo de la deuda (nuevo endeudamiento) a cambio de un ajuste económico (reducción del gasto público con impacto directo en los estratos más bajos).

El partido republicano y todas las fuerzas de la derecha conservadora propone que se encare el problema del déficit con fuertes recortes en el gasto público, o se negará la autorización para elevar el techo de endeudamiento.

Los demócratas con Obama, (atendiendo a sus necesidades electorales para las presidenciales del año próximo) proponen evitar el ajuste y aumentar la recaudación fiscal cobrando impuestos a los bancos, empresas y sectores más ricos. En esa contradicción están empantanadas las negociaciones.

© Desconocido

Un “default” estadounidense es una situación tan inusual que es difícil aventurar hasta dónde llegaría su impacto sobre la economía del país y sobre la economía global.

Simultáneo a la amenaza de default y a los dudosos anuncios oficiales de “recuperación gradual” de la economía global, el dólar estadounidense experimenta una caída constante en su cotización que no parece tener fin.

El derrumbe de la divisa estadounidense es paralelo, a su vez, a una escalada ganancial de de los consorcios empresariales y de los mercados de especulación financiera acompañada de una nueva suba de los precios del petróleo y de las materias primas (incluidos los alimentos).

En este marco, Obama advierte sobre “una profunda crisis económica” y exige que esté lista para los próximos días una propuesta que pueda firmar y que confía en que “la Nación no caerá en el impago”

En el mundo de las finanzas, la hipótesis de que, a partir del 2 de agosto, Estados Unidos no pueda cumplir con sus obligaciones, se ve como la madre de todos los desastres: el detonante de una crisis financiera y de una nueva recesión de la economía.

En el peor escenario -señala la cadena BBC-, se podría resumir con una cadena de hechos que desataría una muy fuerte caída del dólar, una subida de las tasas de interés y una bajada en la calificación crediticia del país.

Los cuatro resultantes internos del default

Si el Estado norteamericano entrara en cesación de pagos por primera vez en su historia (default) y si el techo de la deuda no es elevado se desatarían cuatro emergentes centrales.

1) Los bonos del Tesoro se devaluarían
Los papeles del Tesoro de EEUU son la inversión más confiable del mundo y la columna vertebral del mercado de bonos mundial. Si Washington se viera forzado a suspender el pago de esas obligaciones a los tenedores, se crearía una crisis de confianza mundial.

2) Subiría la inflación y caería del dólar
La cesación de pago afectaría la credibilidad del dólar estadounidense, hasta ahora la gran moneda de reserva del mundo. La caída del dólar elevaría el costo de vida (inflación) y aumentaría el precio de los bienes importados, que se pagan con la moneda estadounidense.

3) Subiría el desempleo y caería el crédito
Un cese de pagos por el gobierno estadounidense haría más complejo y costoso para ese país volver a pedir prestado, lo que impactaría en una reducción del crédito a la producción y al consumo. Las empresas reducirían la producción, y despedirían empleados (o dejarían de contratar) para seguir manteniendo el nivel de rentabilidad capitalista.

4) Baja del consumo y recesión
Un probable aumento en las tasas de interés en el crédito a la producción y al consumo, con los estadounidenses reduciendo su capacidad de compra, achicaría la economía y desataría un nuevo proceso recesivo en la primera potencia imperial.

El efecto global de un colapso de EEUU

Una recesión económica en EEUU impactaría globalmente en América Latina, China y los países asiáticos que tienen en Estados Unidos al principal comprador de materias primas, productos elaborados y servicios.

© Desconocido

Por su entrelazamiento e interdependencia global, hay tres procesos centrales que determinan por estos días el curso de la economía mundial: La crisis fiscal de EEUU, la crisis fiscal de Europa, y la crisis comercial EEUU-China. De esa relación estratégica, depende el equilibrio, o el desequilibrio, del resto de las economías de las áreas periféricas de Asia, África y América Latina.

La UE, en bloque, es la segunda economía mundial, detrás de EEUU.

China, individualmente, ya es, según la mayoría de los analistas, la segunda economía y potencia exportadora mundial detrás de EEUU.

Juntas, esas tres economías centrales (EEUU-UE-China) suman más del 40% del PBI mundial, y están completamente interrelacionadas (son dependientes entre sí) a través del comercio de importación y exportación. Además, China, tiene sus reservas en dólares (US$ 2,3 billones) lo que la ata al destino de la economía norteamericana, para bien o para mal.

Esto significa que:

Cualquier desequilibrio en las economías de EEUU (en crisis fiscal) y la UE (en crisis fiscal), impacta directamente en China (en crecimiento pero con problemas potenciales), que arrastra detrás de su expansión económica exportadora al resto de las poderosas economías asiáticas, como Japón, Corea del Sur, Indonesia, India y Taiwán, entre otras (Si se suman estas economías asiáticas a las de EEUU-UE-China, se supera largamente el 70% del PBI mundial).

En el nuevo escenario dominado por la crisis, EEUU no solamente es el primer comprador de productos chinos, sino que además China es el principal acreedor de la primera potencia imperial.

El entrelazamiento financiero y comercial que existen entre ambas economías (la primera y la tercera en el orden mundial capitalista) las convierte casi en hermanas simbióticas: Si se cae China se cae EEUU, y viceversa.

Pero eso no es todo: La Unión Europea, la segunda economía mundial y el otro gran comprador (en bloque) de manufacturas chinas, y con su comercio exterior entrelazado con el de EEUU, integra este trípode de economía capitalista interdependiente anudado por el cordón umbilical chino.

EEUU, la Unión Europea y China, además de representar más del 40% del PBI mundial, son los mayores importadores mundiales de materias primas y energía (petróleo y gas), por lo que se puede inferir que si se paralizan esas economías capitalistas centrales se derrumbarían inmediatamente por efecto dominó todas las economías exportadoras del mundo emergente y periférico.

A su vez, del equilibrio económico del eje EEUU-UE-China (principalmente de China y de los países asiáticos) dependen las exportaciones de petróleo y materias primas, el motor de crecimiento central de los países subdesarrollados y emergentes de Asia, África y América Latina.

En este tablero del “feed back” económico mundial, un colapso del Estado norteamericano conduciría al resto de las economías y Estados centrales a nuevas crisis fiscales y a un proceso generalizado de “insolvencia de pago” que colapsaría al sistema capitalista escala global.