Tag Archive: invasion


“La industria petrolera…es, desde un punto de vista económico, una provincia extranjera enclavada en nuestro territorio”
Alberto Adriani, 1931

© Desconocido

Hasta fines del siglo XIX el petróleo se usó para lámparas y lubricantes. Todo cambió cuando, en Alemania, Sigfried Marcus inventó el motor a explosión, Karl Benz armó el primer coche a gasolina y, en Estados Unidos, Henry Ford creó en Dearborn sus primeros prototipos. Cuando amaneció el siglo XX el petróleo movía el transporte por tierra, mar y aire.

La historia del petróleo muestra, hasta la Segunda Guerra Mundial, un desfile de personajes variopintos que modelaron la repartición petrolera de hoy día. Una historia con material para varias novelas de acción, protagonizada por dos empresas: La Standard Oil y la Shell.

Estados Unidos y la Standard Oil

En 1859, Edwin Drake descubrió petróleo en Titusville, Pennsilvania y arrancó la primera explotación petrolera de Estados Unidos. Diez años después Titusville era la zona petrolera más grande de Norteamérica. Samuel Andrews – inspirado por los químicos alemanes Giusto Liebig y Karl Enger- comenzó, en Cleveland, la refinación de petróleo para hacer kerosene y otros subproductos. Apareció John D. Rockefeller y se asociaron. Vino Henry Flager, y se formó la Rockefeller, Flager & AndrewsLa empresa se amplió al transporte e impulsó un cartel transportista que se llamó Standard Oil Co. Gracias a contratos con los ferrocarriles de Vanderbilt, al uso de los primeros oleoductos y al dumping, para 1880 controlaba el 95% del comercio de petróleo en Estados Unidos. Luego se expandió a otros mercados y fuentes hasta cubrir casi todo el mundo.

Inglaterra, Holanda y la Shell

A horcajadas del nuevo siglo, entran en la escena petrolera Henry Deterding y Marcus Samuel. El primero, de Ámsterdam, fue empleado de banco y el segundo, de Whitechapel, comerciaba conchas marinas. En 1900 Deterding ya manejaba la petrolera Royal Dutch Petroleum y Samuel ya tenía una flota de 8 barcos petroleros, con una concha como emblema. En 1907 se asociaron y nació la Royal Dutch Shell. Sus primeros pozos estaban en Indonesia y comerciaban en el sudeste asiático. En China, entre 1909 y 1911, hubo una guerra comercial entre la Shell y la Standard Oil, que terminó con repartición de mercados. La Shell llevó luego la rivalidad a Estados Unidos y a México. La Standard Oil (ESSO) debió hacerse también productora y la competencia entre ambas abarcó el mundo entero.

En 1937, a Deterding lo hicieron renunciar porque negoció petróleo con Alemania y murió al año siguiente. En 1925, Samuel se rebautizó como Vizconde Bearstead, después de haber sido Alcalde Mayor de Londres.

Mosul / Iraq

Desde 1912, los británicos sabían que había petróleo en Mosul (Nínive), entonces turco. En 1916, durante la guerra, junto con las tropas anglo-indias apareció en Iraq la Srta. Gertrude Bell, aristócrata británica, fluente en árabe, para manejar las relaciones con los jeques de la Mesopotámia. A pesar de que Mosul estaba prometida a los franceses por el acuerdo Sykes-Picot, los británicos la ocuparon y el Foreign Office creo un nuevo trono de Irak, donde la Srta. Bell colocó a su amigo Feisal. Fue la época en que Gran Bretaña sembró reyes por todo el Medio Oriente.

Otro personaje en lo de Mosul fue el armenio Basil Zaharoff, “el magnate de la muerte”, comerciante universal de armas, que nació turco, se hizo griego, fue inglés y murió francés. Como agente inglés, convenció al gobierno griego de Elefterios Venizelos a que invadiese Turquía, terminada la Primera Guerra Mundial. Una sangrienta distracción, cuando los turcos, con apoyo francés y norteamericano, disputaban a los ingleses el petróleo de Mosul. El ataque costó 300 mil muertos griegos y armenios, pero permitió que los ingleses ocuparan la zona que la Sociedad de Naciones le adjudicó luego a Irak (Gran Bretaña). Turquía quedó sin petróleo, pero, en 1927, el pozo Baba Gurgur dio su primer petróleo a la Irak Oil Company, donde Zaharoff era gran accionista. La Irak Oil se fusionó en los 50s con laAnglo-Persian para crear la British Petroleum-BP.

México

En 1904, Eduard Doheny, un petrolero norteamericano amigo de Porfirio Díaz, obtuvo concesiones petroleras en México. En 1908 Porfirio Díaz le otorgó al ingeniero inglés Weetman Pearson otras concesiones que hicieron subir rápidamente la producción mexicana. En 1910, México producía 14 millones de barriles al año. La prensa norteamericana criticó a Diaz y eso coincidió con varios sabotajes. Un pozo en Tampico, de Pearson, ardió por días con llamas de 400 metros, visibles 150 kms mar adentro. En 1911 comenzó la revolución de Francisco Madero, mexicano educado en Maryland, Paris y California, cuyo Plan de San Luís Potosí fue redactado en San Antonio, Texas. Está documentado que las armas y el dinero que Madero recibió venían del Norte. Diaz abandonó el país en 1911 y Madero asumió la presidencia. En 1912 Madero firmó unos acuerdos con Japón y Victoriano Huerta, su Ministro de Guerra, lo hizo asesinar en febrero de 1913, por orden del Embajador de Washington, Henry Wilson.
Comenzó una larga guerra civil que derramó torrentes de sangre mejicana, de la que Washington y Londres se acusaban mutuamente. En abril, 1914, una flota norteamericana desembarcó en Tampico y Estados Unidos ocupo la zona petrolera. Argentina, Brasil y Chile protestaron y Estados Unidos se tranzó con instalar a Venustiano Carranza, a quien Doherty admitió haber financiado. En esa coyuntura apareció en México la Standard Oil. Carranza, en mayo, 1917, emitió un decreto cuyo artículo 17 reafirmaba que el subsuelo y sus minerales eran del Estado y condicionaba la compra de tierras por extranjeros. La Shell tenía una petrolera, El Aguila Mexicana S. A., registrada como empresa mejicana y quedó a salvo. Carranza fue asesinado en mayo, 1920, derrocado por su Ministro de Guerra, Alvaro Obregón, quien en septiembre de 1923 anuló el artículo 17. Desde entonces quedó libre hasta que Lázaro Cárdenas nacionalizó el petróleo en 1937.

Irán

En 1900, en Persia, el británico William Knot d’Arcy, exploraba los fuegos espontáneos de Ormuz y encontró petróleo. El Sha Mozaffaredin le otorgo una concesión para explorar petróleo sobre 1.200.000 km2, todo el país menos 5 provincias del norte. El royalty fue de £20.000 y un 16% de las futuras ganancias. La búsqueda fue cara e infructuosa y D’Arcy estaba arruinado cuando en abril de 1908, en Maidan-i-Naftun, encontraron petróleo en cantidad. Por sus dificultades financieras D’Arcy había tenido que asociar a su exploración a la Burmah Oil y al Almirantazgo Británico, por ese motivo no pudo poner su nombre a la empresa y pasó a llamarse Anglo-Persian Oil Co. de la cual D’Arcy fue nombrado director.

En 1911 se construyó un oleoducto de la zona petrolera hasta una refinería en Abadan y comenzó la exportación. El bajo royalty acordado con D’Arcy envenenó las relaciones de Irán con la petrolera por largo tiempo, hasta la anulación de la concesión en diciembre de 1932. La empresa regreso con el nombre de Anglo-Iranian Oil Co. En 1951 fue nacionalizada y regresó como British Petroleum en 1954.

Rusia / URSS

En su época zarista, Rusia fue productora de petróleo. La principal empresa era Branobel, de Ludvig y Robert Nobel, hermanos de Alfred Nobel, que explotó los yacimientos del Cáucaso (Bakú). Después de la Revolución, los británicos enviaron tropas que sólo retardaron la toma de control por Moscú. En 1921, fue creada la Soyouznef, empresa de la Unión Soviética para el petróleo que recuperó Baku. En 1922 la producción volvió a ser de 6 millones de toneladas y cuando la URSS, estaba urgida de divisas. El petróleo era su único producto de exportación e Inglaterra y Estados Unidos trataron de boicotear su venta, pero en 1922, con el Tratado de Rapallo, Alemania y la URSS firmaron un contrato de suministro de petróleo al mercado alemán. En 1923, Italia firmó un acuerdo similar que estuvo vigente hasta 1935.

El petróleo crea alianzas pintorescas. Los comunistas soviéticos evitaron el boicot anglosajón aliándose con Harry Sinclair, millonario petrolero casado con una rusa, amigo del Presidente Harding. Sinclair viajó de Londres a Moscú con el soviético Leonide Krassin y un séquito que incluía dos senadores, para acercar Moscú a Wall Street. En 1925 se aliaban la Vacuum Oil, filial de la Standard, y la Azneft, filial de laSoyuzneft. En 1927 el Chase Bank ya financiaba la red de trenes eléctricos en la zona petrolera del Cáucaso, la construcción de 200 barcos cisterna y un oleoducto para llevar el petróleo soviético a los mercados. Negocios si, pero sólo para Wall Street, porque cuando, en 1928, el gobierno español de Primo de Rivera, que creó CAMPSA, acordó con la URSS un contrato de suministro petrolero, Londres y Washington ayudaron a tumbar la monarquía de Alfonso XIII, pero la república mantuvo el contrato. En 1931, Francia también firmó acuerdos con la URSS. El petróleo ayudó a que el gobierno de la URSS fuera reconocido por todos los gobiernos.

Venezuela

Hasta 1917, Venezuela era un país agrícola, de casi un millón de km2, cuya topografía ofrece 18 mil kms. de ríos navegables, una larga costa y mucha tierra para agricultura. Su población era de dos millones de habitantes y exportaba un millón de sacos de café y 20 mil toneladas de azúcar. La ubicación geográfica era buena, más cerca de New York y Europa que Tampico y con mucho petróleo. Ese año vino a explorar la “Venezuelan Oil Concessions“, filial de la Shell. En 1921, Juan Vicente Gómez, dictador desde 1908, recibió la visita de James de Rothschild, como padrino de la Shell y en 1922 la de agentes de la Standard Oil. El resultado fue una nueva ley de minería, con exención fiscal para la actividad petrolera, un 10% de impuesto a la exportación y un 7,5% de royalty al gobierno.

Venezuela remplazó al agitado México y comenzó a construir carreteras entre los campos petroleros. La fiebre amarilla, el paludismo y el alcohol hicieron estragos entre los obreros, pero para 1938 del país salían 2,7 millones de toneladas diarias – un décimo del total mundial- con destino a las refinerías de la Standard Oil en Aruba y de la Shell en Curaçao.

En diciembre 1935 murió Gómez y asumió Eleazar López Contreras. Un nuevo Ministro de Hacienda, Alberto Adriani, inició cambios. Se exigió el pago de parte de los derechos en petróleo y la construcción de refinerías en suelo venezolano, para evitar la exportación de crudo a precios irrisorios, cobrar el impuesto sobre esa base y luego importar gasolina cara. Una ley obligó a las compañías a dar vivienda a los obreros de los campos petroleros. Poco después apareció muerto, a los 38 años, en Caracas, en su cuarto del Hotel Majestic, Alberto Adriani.

La guerra del Chaco

Bolivia sufrió tres guerras sobre materias primas. En 1879, la guerra por los nitratos, contra Chile, donde perdió la costa y su provincia de Antofagasta. En 1903, la guerra por el caucho, donde cedió al Brasil la región de Acre.
En 1931, fue la guerra del Chaco. El petróleo boliviano era una concesión a la Standard Oil y los yacimientos estaban en Santa Cruz, Tarija y Bermejo. Un explorador paraguayo descubrió petróleo en Villa Montes, en el Chaco… boliviano. Cruzar los Andes con un oleoducto, hasta Chile, era entonces imposible. La salida lógica era un oleoducto por el Chaco boliviano hasta Bahía Negra, un pueblo paraguayo sobre el río Paraguay, para sacarlo por el río Paraná hasta el Estuario de la Plata. La colaboración de ambos países era mutuamente beneficiosa, pero…

Bolivia estaba bajo influencia de la Standard Oil norteamericana y el Paraguay estaba bajo influencia de la Bovril inglesa y la Shell.Si Bolivia ocupaba Bahía Negra el negocio era todo para la Standard; si Paraguay ocupaba el Chaco boliviano el petróleo era para la Shell.Hubo el insólito “incidente” cerca del Fuerte Vanguardia, en el Chaco boliviano y Bolivia declaró la guerra al Paraguay el 12 de mayo, 1932.

Durante tres años, 180 mil jóvenes de ambos países murieron después de sufrir hambre, sed, enfermedades y venenos en la selva.Los diarios dedicaban pocas líneas al combate lejano, mientras se peleaba a machetazos en Villa Montes. Indígenas en uniforme verde contra indígenas en uniforme amarillo, matándose para que el petróleo fuese de la Standard o de la Shell. Los bolivianos llegaron al río Paraguay, pero al perder el Fuerte Ballivan la “victoria” parecía ser paraguaya; Washington llamó, con súbita urgencia, a una Conferencia de Paz y el petróleo quedó donde estaba, bajo tierra, como los jóvenes muertos inútilmente.

Comentario

Antes de la Segunda Guerra Mundial, la lucha entre las grandes potencias petroleras dejó muchas víctimas. El petróleo tampoco fue ajeno a la hecatombe de la Segunda Guerra Mundial. Si se omite la retórica ideológica, los campos en esa guerra pueden delinearse muy objetivamente en dos, según su acceso al petróleo. Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Rusia del lado rico en petróleo y del otro Alemania, Italia y Japón.

“Las invasiones de Irak, Afganistán y Libia, fueron solo el principio…”
Cuando la élite de estrategas del Pentágono y los planificadores de geopolítica dijeron que visualizan una interminable guerra para este siglo, pretendieron decir que lanzarían guerras en cada rincón del planeta hasta que todos los gobiernos nacionales se sometieran a su programa político global.

Los banqueros parasitarios supranacionales que gobiernan el Pentágono y los Estados Unidos quieren que al planeta en su bolsillo, y no van a dejar de hacer guerras para dominar el mundo hasta que la utilidad de los Estados Unidos a su gran proyecto histórico llegue a su fin. El imperio norteamericano es su pequeño su juguete militar, y la quiebra del imperio y la muerte es parte de su estrategia política global.

¿Cómo destruir un imperio tan grande como los Estados Unidos? Al igual que con los imperios anteriores, a través de la deuda y las guerras.

La burbuja hipotecaria inmobiliaria y la fraudulenta guerra contra el terror, los cuales drenan billones de dólares de los bolsillos de las familias y empresas, no fueron accidentes históricos, sino que fueron planeados y ejecutados desde la cúpula de las instituciones políticas, militares, financieras, académicas y medios de comunicación de Estados Unidos.

La incautación de la Casa Blanca, Wall Street, y los medios han llevado a los Estados Unidos y el mundo a una gran carrera, y no hemos llegado a la pendiente más pronunciada en el viaje todavía. Esa parte de la carrera será cuando USrael instiga a una tercera guerra mundial en el Medio Oriente y provoque un colapso económico global, mediante un innecesario ataque contra Irán, país que no representa ninguna amenaza para Israel o los EE.UU.

Irán no es Irak. Un atentado criminal contra Irán traería a Rusia y China a la ecuación.

El anterior ex secretario adjunto del Departamento de Tesorería en la Administración Reagan, y ex editor de The Wall Street Journal, Paul Craig Roberts, dijo en el programa de Alex Jones el pasado 5 de enero de 2012, que Washington no solo tiene a Siria e irán en sus miras, sino también a Rusia y China.

“tiene en sus mirillas a Siria”, dijo Roberts, “Y tiene a Irán en sus miras. Incluso China, ellos están hablando ahora de sus planes de guerra contra China. … Así que nos están preparando grandes cosas: colapso económico en casa, y más guerras en el exterior”.

Roberts dijo que las guerras de EE.UU. contra Irak y Afganistán habían sido aventuras imperialistas “aceptables” para Rusia y China, pero para Washington, hurgar una lucha más allá de esos dos países remontaría a un suicidio nacional para EE.UU, acotó Roberts.

“Creo que los chinos y los rusos no estaban muy inquietos respecto de Irak y Afganistán, ellos pudieron haber visto la cosa como dejar que los norteamericanos se metieran en un lío y una bancarrota para el presupuesto del gobierno, y así sucesivamente, pero ahora la cuestión se acerca más y más a ellos”.

El derrocamiento de Gadafi y la Guerra contra Libia estaban dirigidos contra las inversiones petroleras chinas en el este de Libia. La ofensiva contra Siria está dirigida contra la base naval rusa en ese país; y si golpean a Irán, como parece que están dispuestos a hacer con todas sus retóricas, también eso amenazaría las inversiones chinas en Irán además de que estarían muy cerca de las fronteras rusas. Por lo tanto, ahora están realmente aventurándose a un cierto encuentro nuclear con dos potencias”.

Los controladores de la mente de los norteamericanos, que manejan el diálogo político global sobre el terrorismo, y la amenaza inventada del Islam a Occidente, pretenden usar a Estados Unidos para iniciar guerras criminales y destructivas, más no ganarlas. Ganar no está en las cartas. Las “guerras” en Irak y Afganistán fueron una “broma cruel”. Un ejército extranjero no puede derrocar a una población civil que odia ser ocupada y humillada.

Patrióticos soldados estadounidenses fueron entrenados para luchar como guerreros, pero fueron enviados a desempeñar el papel de policía corrupto del mundo. ¡Qué desperdicio de hombres buenos!. Fueron enviados en una misión falsa en la que la victoria fue diseñada para ser siempre un subterfugio. Fueron enviados en una caza de gansos salvajes en todo el Oriente Medio

“Si deseas encontrar los tiranos y los viles olvídate de Bagdad y Trípoli, dirígete a Washington o Londres, pues esos países están repletos de ellos, ya que el mal gotea del cuello de Dick Chiney, de Barack Obama y Benjamin Netanyahu. La invasión de Afganistán no se trata de una represalia contra Bin Laden y al-Qaeda por haber llevado a cabo los ataques del 11 de septiembre, pues no fueron ellos los autores. La organización de al-Qaeda y Bin Laden son obra de la CIA, el Mossad y la inteligencia británico MI6.”, dijo el autor.

 

Pregunta: ¿La Patagonia? ¿Qué es eso? Respuesta: Patagonia es la vasta, inmensamente rica, escasamente poblada, área austral de Sudamérica, extendida desde el Océano Atlántico al Océano Pacífico. Compartida por Argentina y Chile, la Patagonia ha sido por más de un siglo un objetivo claro de la élite de poder global, siendo catalogada como su futuro “refugio”.

Mientras observamos el desastre que han hecho de nuestro mundo, aquel “futuro” puede que esté al otro lado de la esquina. Apuntada por el Movimiento Sionista Internacional, esta silenciosa toma de la Patagonia ha progresado dramáticamente en años recientes; no a través de la guerra y la invasión, sino mediante adquisiciones territoriales, infiltración económica, quintas columnas israelíes, apoyo mediático global y posicionamiento geopolítico.

La semana pasada, la furia emergió en Chile luego de que un grupo de “mochileros” israelíes prendieran fuego al bosque virgen del Parque Nacional Torres del Paine en la Patagonia. ¿El sospechoso? Un tal Rotem Singer, quien estaba “turisteando en la Patagonia” con otros “mochileros” israelíes. Éstos insistieron su inocencia en declaraciones a la radio militar de Israel. Las autoridades chilenas, no obstante, lo detuvieron, e incluso el presidente Piñera manifestó su preocupación.

¿Por qué tanta preocupación? Por décadas, jóvenes oficiales del ejército israelí, camuflados como turistas y mochileros, han estado estudiando, mapeando y viajando alrededor de esta vasta, rica y escasamente poblada región, conspirando, planeando…¿preparando el futuro?

Esto no es nada nuevo. Hace 36 años, el 5 de junio de 1986, el principal periódico de Argentina, el tradicional y prestigioso “La Nación”, publicó un artículo bajo el título “Estudian el asentamiento de una colonia judía en la provincia de Santa Cruz”, citando a israelíes que estudian el área, quienes manifiestan “este es un proyecto largamente acariciado”. Se afirma que éstos “realizan un relevamiento de la zona, para estudiar el clima, la flora, la fauna y las riquezas potenciales del lugar”.

Por décadas, los israelíes han estado “zurcando” sistemáticamente por esta región gracias a la extrema flexibilidad de los gobiernos sucesivos de la Argentina, todos extremadamente permeables y sumisos a la influencia sionista. Esto quedó evidenciado en septiembre de 2003, cuando el entonces General en Jefe del Ejército argentino, Roberto Bendini, fue forzado a renunciar por un escándalo mediático alimentado por el lobby sionista local de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelíes de Argentina), luego que Bendini expresara su preocupación por oficiales israelíes haciéndose pasar por “mochileros inocentes”. Nuevamente el periódico “La Nación” del 30 de septiembre de 2003, explicó que “En cuanto a los israelíes, importa advertirlo: que los hay en la Patagonia, los hay. Se mueven en grupos, son jóvenes y hablan, entre ellos en hebreo. Una buena parte viene de la milicia. Acaban de quitarse el uniforme del ejército israelí.”

Existe entonces una razón justificada de preocupación entre argentinos y chilenos. Especialmente cuando consideras que el padre fundador del sionismo internacional, Theodor Herzl, escribió en 1896 en su libro “El estado judío” (en un capítulo con el importante título, “¿Palestina o Argentina?”) cosas como “Debemos elegir, ¿Palestina o Argentina?… Argentina es, por naturaleza, uno de los países más ricos de la Tierra, con un inmenso territorio, población escasa y clima moderado. La República Argentina tendría el interés más grande de cedernos parte de su territorio”.

Avancemos a 2002, cuando, como reportamos en un reciente artículo de RT, Argentina colapsó sufriendo su peor crisis financiera, y el New York Times sugirió que el país debiese vender la Patagonia para pagar su deuda soberana.

Y en ese entonces teníamos a personas como Eduardo Elsztain, el terrateniente más grande de la Argentina, quien “resulta ser” el socio local del magnate y especulador judío-americano-húngaro George Soros (parte del Consejo de Relaciones Exteriores y la Comisión Trilateral). Elsztain posee grandes extensiones de tierra a lo largo de la Patagonia y también “resulta ser” director ejecutivo del Congreso Mundial Judío y un activo militante del movimiento sionista Jabad Lubavitch.

Elsztain no está solo en acumular millones de hectáreas de tierras argentinas usando sus miles y miles de millones en dinero. Se asocia informalmente con Carlo y Luciano Benetton, Ted Turner de CNN y TNT, Douglas Tompkins (eco-billonario estadounidense que posee tierras especialmente en Chile), Joseph Lewis (el propietario británico de Planeta Hollywood), Daniel Lerner de Walt Disney Enterprises, Ward Lay con fama en las patatas fritas, e incluso el ex Secretario del Tesoro de Bush y director ejecutivo de Goldman Sachs, Henry Paulson, a través de la ONG The Nature Conservancy.

Pero los sionistas no están solos en esto. El Telegraph de Londres acaba de titular un artículo el pasado 2 de enero recomendando que “un submarino nuclear sea enviado a las Islas Malvinas (justo en las afueras de la Patagonia) para ilustrar la furia británica por la decisión de países sudamericanos de prohibir botes que porten la bandera de las islas”, agregando que “Gran Bretaña debiese… realizar ejercicios militares en respuesta a la ‘agresiva’ decisión de Argentina, Brasil y Uruguay de cerrar los puertos a navíos que lleven la bandera ‘ilegal’ de las Islas Malvinas”, ocupada por Gran Bretaña desde 1833 y convertida en una poderosa base militar nuclear después de la guerra de las Malvinas entre Argentina y el Reino Unido.

El Telegraph concluye diciendo que “nadie debiese tener dudas sobre el compromiso del gobierno británico de apoyar esta área, la cual involucra una vasta extensión de potenciales aguas ricas en minerales en el Atlántico Sur”.

¿Necesitamos recordar a los lectores que Gran Bretaña ha sido un principal motor del movimiento sionista, desde que su Declaración Balfour de 1917 trazó el camino que llevó a la violenta creación de Israel en 1948, por organizaciones terroristas financiadas como Irgun Zvai Leumi, Stern y Hagganah?

¿Están las élites preparándose para apoderarse de la Patagonia de una buena vez?

Una cosa es segura: ni la Argentina, ni Chile, ni ningún otro país en Sudamérica, quiere ver a la Patagonia convertida en una nueva Palestina. El mundo ha visto suficiente terrorismo sionista en aquellas tierras.

Nota del autor: Queridos lectores, envié este artículo a RT (Russia Today) el 5 de enero. Extrañamente, esta es la primera vez que han rechazado uno de mis artículos (que normalmente publican en su sitio web), afirmando que “este tema en particular no está entre los que usualmente cubrimos en el sitio web de RT English, así que no podemos publicarlo”. Una verdadera lástima ya que sólo estoy hablando sobre la interferencia de Estados Unidos, el Reino Unido e Israel en la Patagonia, uno de los territorios más ricos de Sudamérica y el mundo. Me pregunto qué ocurre.

Atención a este histórico texto por su trascendencia, en el que una cineasta palestina de viaje por la Patagonia chilena describe las similitudes de lo que está viendo con su tierra natal.

Descubre que los turistas israelíes de la zona son soldados del ejército israelí, con pelos y señales.

PD: En breves semanas dedicaré un artículo especial a comprender el lavado de cerebro que estos chicos israelíes han sufrido desde pequeños pues, realmente, no son conscientes de lo que están haciendo. Sin duda alguna, el programa MK Ultra más feroz que existe en el Planeta es el que ha recibido el pueblo judío a través de la mente de Jehová/Baal. Decodificar ese software y recuperar a los judíos para el Bien de la Humanidad es, sin duda, la tarea más importante a realizar.

La conclusión es: “Quien les dio el derecho a los sionistas judíos para construir un estado en Palestina, les dará el derecho para hacer lo mismo en otros pueblos y en sus propias patrias”. La exploración de la Patagonia bajo la fachada de turismo ha sido llevada a cabo por soldados israelistas desde 1976, intensificándose desde 1982 aproximadamente. “Me pregunto si el futuro de la Patagonia se parecerá a la historia de Palestina”.

En enero, fui por vacaciones a la Patagonia chilena, esperando así, estar lejos por algún tiempo de las malas noticias en los medios de comunicación. Encontré una tierra de una belleza natural casi imposible de describir, pero también encontré a mis viejos conocidos de Hebrón, los soldados del IDF (Fuerzas de Defensa de Israel). Fue como si las mismas personas que ocupan mi país (Palestina) se hubiesen trasplantado a la Patagonia después de su orgía genocida. La segunda cosa bastante extraña que llamó mi atención en la Patagonia es que “extranjeros” están comprando grandes paños de tierra en Chile y enArgentina.

Lejos, la figura más polémica entre los “extranjeros” es Douglas Tompkins un conservacionista que compró 330.000 hectáreas aproximadamente, al norte de Chaitén, y quien también posee tierras en otras localizaciones en Chile y Argentina a través de su Conservation Land Trust. Pero hay también otros, personas adineradas y corporaciones, comprando tierras a lo largo de la Patagonia. La controversia alrededor de muchos extranjeros que compran la tierra, es casi siempre un tema de conversación con los locales: “¿Ha escuchado usted acerca del gringo?” (“gringo” es una palabra de jerga, ampliamente usada en Latinoamérica para nombrar a los “norteamericanos”) era una pregunta de los locales que se repetía entre Chaitén y Villa O’Higgins.

En una zona donde la única industria de crecimiento es el turismo, escuché a varios chilenos que comentaban que los extranjeros siempre parecen recibir más indulgencia del gobierno que ellos mismos. Otros comentan la compra de la Patagonia por extranjeros como el preludio a la fundación de un nuevo estado. No es de extrañarse, están viendo al ejército israelita explorando su país desde principios de 1980 e incluso antes de esa fecha.

Vi a los IDF con mis propios ojos: primero en el barco de Puerto Montt a Chaitén, y luego por todas partes hasta Candelario Mansilla, 1.200 km al sur. Ellos siempre viajan en  grupos de 5 a 7 personas, siempre con una o dos mujeres entre ellos, cada grupo tiene un oficial y ellos evitan el contacto con los locales y otras personas al mínimo necesario. Un chileno con un poco de conocimiento sobre estas materias nos dijo que ellos viajan en formaciones que corresponderían a misiones de “reconocimiento e inserción” en la terminología militar. Esta persona nos confirmó que la exploración de la Patagonia bajo la fachada de turismo ha sido llevada a cabo desde 1976, intensificándose posterior a 1982 aproximadamente.

LA OCUPACIÓN DE PALESTINA

Mientras la incesante incursión del IDF ha despertado la curiosidad de los chilenos, me recuerda lo que pasó en mi patria Palestina desde finales de 1920 y principios de los años treinta, cuando masivas olas de judíos inmigraron como “granjeros”. Los judíos comenzaron comprando grandes extensiones de tierra en Palestina a través de los hombres y compañías de exploración. En ese momento los palestinos poseían la mayoría de las tierras en Palestina. Me pregunto si el futuro de la Patagonia se parecerá a la historia de Palestina. Antes de estas olas de masiva inmigración judía, el británico Lord (Arthur JamesBalfouremitió la fraudulenta “Balfour Declaration” en la que el agonizante Imperio británico entregaba la tierra de Palestina a los sionistas y les “permitía” a los judíos tomar las tierras árabes, probablemente en un mal aconsejado esfuerzo encaminado para librarse de los judíos de Europa. Antes de Balfour, uno de los últimos actos del Imperio otomano antes de su fallecimiento fue entregar Palestina que había ocupado durante mucho tiempo, a los británicos. Esta charada de infamia recuerda  más a un par de mendigos que se sientan a la entrada de una iglesia, uno de ellos vendiendo la iglesia al otro, en lugar de honestos compañeros que hacen un trato de buena fe.

En 1947, la ONU aprobó una Resolución que demanda la division de Palestina en dos estados, Israel “la minoría” controlaría ahora el 56 por ciento de la tierra (en ese momento, los judíos sólo poseían aproximadamente el 6% de la tierra), la mayoría palestina controlaba el 44 por ciento de su patria. Poco después vino la guerra de 1948 en que los judíos declararon su independencia y el establecimiento de un estado judío, Israel, en el 78 por ciento de la tierra palestina. En ese momento el Banco Oriental yJerusalen Oriental estaba bajo el control de Jordania, mientras que la Franja de Gaza estaba bajo el control de Egipto.

En 1948 mi familia se trasformaría en refugiados en nuestra propia patria. Mi madre me dijo que ella era una muchacha joven cuando dejó su pueblo en lo que ahora se llama Israel. Mi madre me contaba: “Mi familia dejaron todo en el pueblo; estábamos asustados de lo que el haganah judío había hecho en otros pueblos palestinos en la cercanía. Ellos destruyeron esos pueblos y llevaron a cabo matanzas colectivas contra las personas que habían vivido allí.

El ejercito árabe (compuesto de tropas de todos los países que ahora tienen fronteras con Israel) recogió todas las armas particulares de los palestinos en ese momento. Ellos nos convencieron que eran lo suficientemente fuertes como para protegernos y luchar contra Israel, que nosotros deberíamos confiar en ellos y debemos entregarles nuestras armas. Los soldados árabes les dijeron a los palestinos que deberían dejar sus casas por un par de días que hasta que la guerra acabase, “no hay ninguna necesidad de llevar sus cosas personales”. Este mismo ejército árabe estaba dotado solamente de armas rotas para defender Palestina. Ellos tenían solo tapas de corcho y balas de salva en lugar de balas reales. Esta es la tercera traición de los árabes contra los palestinos después de que los turcos otomanos habían vendido Palestina a los británicos anteriormente.

El resultado de esta traición culminó en 1967 con la ocupación por los judíos de las tierras palestinas restantes y partes de los países árabes alrededor de ellos. De este tiempo es que yo recuerdo a un soldado jordano huyendo que le pidió un traje a mi madre para ponerse en lugar de su uniforme. También recuerdo los tanques jordanos que arrancaban de Hebrón sin siquiera luchar.Yo tenía 5 años.

Desde entonces, los ocupantes judíos se arrogaron el derecho para confiscar nuestras tierras agrícolas, demoler nuestras casas con el propósito de construir asentamientos judíos donde les agradase. La inmigración judía desde todo el mundo a Palestina que fue llamada ahora “Estado de Israel” aumentó considerablemente. El fenómeno de extranjeros comprando tierras palestinas no se detuvo después de la ocupación de la Franja Oriental y de Gaza en 1967. De hecho, compañías extranjeras de avanzada que compran la propiedad palestina aumentaron en gran forma sus actividades. Algunas personas que dejaron Palestina debido a la guerra de 1967 vendieron sus casas en las viejas ciudades de Jerusalén y Hebrón. Después de un rato quedó claro que estos extranjeros de avanzada servían a los intereses de la ocupación judía y los colonos.

El millonario norteamericano, Shlomo Moskovitch, compró en Ras al Amod en Jerusalen Oriental, a través de compañías extranjeras de avanzada, desde que estaba prohibido por ley vender las propiedades a los judíos. Otros extranjeros compraron algunas viejas casas en la antigua ciudad de Hebrón. Todos estos extranjeros estaban sirviendo a la ocupación israelita. La conclusión es: “Quien les dio el derecho a los sionistas judíos para construir un estado en Palestina, les dará el derecho para hacer lo mismo a otros pueblos en sus propias patrias”.

Las actividades de los “turistas” judíos y de los extranjeros que compran cualquier propiedad disponible es vista claramente por las personas chilenas y este asunto es cuestión de mucha controversia y discusión, pero lo que no está claro para los chilenos de la Patagonia es el futuro. ¿Qué pasará después? ¿Qué pasará con ellos si los judíos llegan a ser mayoría en la Patagonia y comienza a hablar sobre construir un nuevo estado judío allí?

Nadie sabe con seguridad por qué el alto mando militar israelita está enviando a sus soldados en misiones de exploración a la Patagonia. El gobierno israelita está evidentemente interesado en la Patagonia y ellos están gastando el dinero que les sirva a ese interés. Varios “hayalim” (Hayalim: en hebreo, el plural de “hayal”, soldado) le dijeron a mi amigo que el IDF financia su viaje después de que ellos completan el servicio militar y las personas con quienes él pudo hablar, todos habían tenido un rol en inteligencia, sea éste en un “trabajo de oficina” no especificado o viajando por diferentes partes, filmando con una cámara de video los combates en el sur del Líbano y la Franja Oriental.

La mayoría de los judíos cree que no hay ningún futuro seguro en Israel y Palestina. La guerra estallará en cualquier momento entre ambos pueblos aun cuando tengan acuerdos de paz. Muchos judíos ya han dejado Israel e incluso solicitaron pasaportes extranjeros. Muchos judíos han comprado tierras en Europa y en losEstados Unidos. En este contexto es interesante notar que los casos de corrupción contra el primer ministro Ariel Sharon involucra el intento de adquisición de una isla griega.

La última vez que me quedé en casa de mi amiga Anat Even en Tel Aviv mientras estábamos trabajando juntas, ella compró una nueva cerradura para la entrada de su casa. Estaba asustada y hablaba sobre un nuevo Holocausto en marcha. Dijo que Israel no era un país seguro para los judíos y que en su opinión, las prácticas del gobierno estaban preparando a los judíos para el nuevo Holocausto, y que era importante encontrar un lugar seguro para vivir. Ella estaba hablando con un profundo dolor, tal como si el nuevo Holocausto estuviera pasando en ese instante. Anat me dijo que muchos judíos se sentían de la misma manera.

“PATAGONIA ESTÁ LLENA DE SOLDADOS ISRAELITAS”

En la Patagonia, vi a muchos israelitas, en los coffee shop, restaurantes, en ciber cafés en donde ellos representaban a menudo el 90% de la clientela, en las calles, en los barcos, en los buses, en el campo y en el bosque, todos ellos eran unidades del IDF, soldados y oficiales, lo mismo que acostumbraba a ver en los territorios ocupados pero sin las armas y el uniforme del ejército. Durante algún tiempo pensé que no me encontraba en la Patagonia, sino de vuelta en las calles de Hebrón o en Israel.

En el barco entre Puerto Montt y Chaitén, me encontré viajando con un grupo del ejército israelita, cuatro soldados y una mujer. Durante todo el viaje del barco hablaron en inglés. Cuando la nave llegó a Chaitén en medio de la noche, había otro grupo de soldados judíos que esperaban por ellos y entonces, todos ellos, comenzaron a hablar en hebreo. Ellos me identificaron como palestina cuando hice una llamada telefónica. Estaba hablando con mi amigo, diciéndole que había un grupo de soldados israelitas caminando detras de mí. De repente uno de ellos me gritó y preguntó dónde iba a quedarme. Recuerdo que yo le contesté: “En el Infierno hecho por Israel”.

El proximo día, en la mañana, me encontré a más israelitas en la oficina de transporte. Decidí ignorarlos. Mi amigo me había recomendado que no hablara con los israelitas. El dijo que la “Patagonia está llena de soldados israelitas; es mejor que evites los problemas y no hables con ellos”.

Viajando más al sur, en un barco, entre Villa OHiggins y Candelario Mansilla, un oficial israelita estaba hablando con un grupo de turistas. Cuando él les dijo que era de Israel, un hombre escocés contestó de una extraña manera, “Ah, nunca hemos visto a un israelita viajando solo, ellos siempre van en grupos, probablemente hay alguien esperando por usted en el otro lado” (esto resulto ser verdad). El oficial dejo de hablar con los europeos rápidamente. Cuando este israelita me preguntó si yo era judía o si podía hablar hebreo, contesté que era palestina, pero mi amigo cortó nuestra conversación. Durante el resto del viaje, este oficial estaba visiblemente preocupado con su mochila, nunca la perdía de vista. Él no permitía a nadie que la tocara, incluso el personal del barco cuando las acomodaban. Si alguien bajaba al lugar para buscar algo, el oficial bajaría junto a él y se aseguraría que su mochila no se tocaría o se movería de su lugar.

En la rampa de Candelario Mansilla, habíaa dos unidades militares israelitas, una en cada lado, esperando al parecer por el oficial en la nave. Todos le rodearon e intercambiaron informacion entre ellos, los tres oficiales al parecer intercambian información sobre los dispositivos portátiles que ellos llevaban consigo. Después se retirarían a un lugar privado en los bosques cercanos, dejando a los soldados de sus unidades en la rampa. He visto a las unidades de inteligencias del IDF comportarse de la misma manera en el West Bank.

Intenté ignorar estas unidades del IDF, pero todos estábamos sentados en el mismo lugar en espera del regreso de la nave. Uno de los IDF me reconoció por mi película “Hebrón: la Ciudad sin Misericordia” que él había visto y él informó a sus amigos que yo era una periodista palestina.

Una mujer judía me ofreció sentarme al lado del fuego donde el grupo de IDF estaba cocinando. Me preguntó: “¿De dónde vienes?” Contesté: “De Austria”. La mujer se rió ruidosamente y me preguntó nuevamente. “¿De dónde usted es?”” De Palestina”, “¿Y de dónde es usted?”, le pregunté. Ella contestó de Palestina. Mi amigo le dijo que “eso es bullshit!” Le dije, usted es de Israel. La hayalet (en hebreo, soldado hembra) estaba llevando una koffiya palestina. Su novio hablaba algo de árabe. Él dijo: “Nosotros somos los judíos,  los kuffar!” (Nota: “Kuffar” es la palabra árabe para “infiel”) y continuó lanzando delirantes insultos en su bastante limitado árabe.

De los soldados que sirven en los territorios ocupados, sólo los oficiales de inteligencia aprenden el árabe. Mi amigo comprendió la manera insolente en que ellos estaban hablando conmigo y me instó que dejara de hablar con los IDF. Esto los hizo enfadar. La mujer empezó a hablar sobre ello con mi amigo, pero el decidió cortar el contacto debido a la postura evidentemente agresiva de los soldados.

Yo estaba disfrutando sola, de estar sentada a orillas del lago jugando con el agua, recordando mi patria cuando el ejército judío me causó el trauma y me lanzó de mi país, cuando fui sorprendida por la mujer judía que me trajo una taza de menta para beber. Ella empezó una conversación en que me dice que un hombre de su grupo me haba identificado. El había visto mi película “Hebrón: la Ciudad sin Misericordia”. Ella se sentó a mi lado, comenzamos a hablar. Ella me preguntó si quería volver a casa, si me sentía bien, y se contestó a si misma. Ella dijo que yo no parecía feliz, seguro que esto era porque no veía a mi madre.

Le dije que volvería pero después de interponer una queja contra Israel en la Corte Europea de Derechos Humanos. Nunca olvidaré de lo que me hicieron los soldados del IDF. Le pregunté si había servido en el West Bank. Ella contestó que sí. Le pregunté qué tipo de trabajo había hecho allí. Ella contestó, “solo un estúpido trabajo, es todo lo que ellos nos enseñan a hacer allí”. Le conté algunas de las cosas que soldados de IDF, hombres y mujeres, habían hecho en el West Bank y le ofrecí leer mi sitio web. Le pregunté ¿A qué misiones les envió el IDF hacer en Chile? Le dejé desconcertada y me fui hacia mi amigo.

Di un paseo alrededor de la montaña. Y me encontré con la hayalet nuevamente. Hablamos de nuevo, estaba hablando sobre las misiones que algunos extraños extranjeros están haciendo en la Patagonia bajo la guisa de turismo. Ella se enfadó y dijo: “esa es una mentira”. Hablé sobre la importancia de desarrollar la Patagonia y cerrar el camino para que estos extraños extranjeros no puedan construir su propia codicia. Hablé sobre construir buenos caminos entre el norte y el sur y cómo las personas ricas deberían ayudar a que el gobierno haga esto. Recuerdo su nerviosa respuesta cuando ella preguntó: “Por qué usted no escribe al gobierno de hacer algo sobre eso? ” Le dije, “Sí, quiero hacerlo de hecho” y continué hablando sobre la importancia de desarrollar el área y cortar la forma en que los extranjeros piensan ocupar esta tierra. Ella no parecía contenta sobre lo que estaba oyendo. Dijo que yo era una mujer de ciudad y me acusó de pensar en destruir la naturaleza. Todo el rato ella estuvo aplastando los tábanos con sus dedos. Nos separamos.

Atrás en el norte, escuché un montónn de divertidas historias sobre los “turistas” israelitas. Aquí va una: Algún tiempo atrás, en Puerto Tranquilo una pareja de israelitas alquilaron un cuarto por una noche. Para ahorrar dinero, ellos se levantaron muy temprano, salieron furtivamente por la ventana e incluso empujaron su automóvil por aproximadamente 200 metros para que el dueño no les oyera escaparse. El dueño llamó a la policía y ellos de alguna manera fueron aprehendidos. Entre Chaitén y Candelario Mansilla hay solo aproximadamente 60.000 habitantes en todo la Patagonia chilena, los caminos son pocos, y a pesar de las grandes distancias todos se conocen. Aquí, es muy difícil escaparse con acciones “tontas”. De crimen mayor casi no se escucha. Me dijeron que solo dos casos fueron llevados ante la Corte de Justicia de Cochrane (capital de la provincia) en un palmo de siete años. El juez supuestamente renunció de aburrimiento.

Puerto Tranquilo es un pueblo pequeño cerca del lago General Carrera. A pesar del incidente anterior en relación a mi viaje, el pueblo recibe muchos visitantes de Israel y el turismo incluso se ha especializado en parte hacia estos visitantes. Los letreros en hebreo pueden verse en algunas casas y tiendas, muchos lugareños están supuestamente aprendiendo hebreo. Una pensión ha especializado sus servicios hacia los visitantes israelitas: precios bajos, cuartos limpios, el dueño nos habló en primer lugar en hebreo destartalado. En las calles pueden verse muchos israelitas, escuché hablar en hebreo un par de veces.

El pueblo chileno generalmente es muy amistoso con los extranjeros y dan la bienvenida a los visitantes de su país, a los cuales parecen mirar con interés y curiosidad. Lo que cuenta para la gente de la Patagonia son los pequeños detalles en la conducta personal. Se recuerdan de las personas buenas durante mucho tiempo, sólo debido a eso, y lo mismo puede decirse sobre aquellos que se comportan de malas maneras. De mis interacciones con la gente de la Patagonia quedó claro que ellos no saben nada sobre la historia de lo que pasó en Palestina (pero ellos están muy conscientes de los desarrollos presentes) y el paralelo que parece estar desarrollándose en su país. Fuera de una elite muy diminuta, la gente de la Patagonia parece no estar interesados en la política más allá de sus problemas locales y cuando hablan sobre la política, lo hacen de una manera muy cortés.

La presencia constante de grupos del IDF en la Patagonia está siendo registrada por los chilenos de la región, no en un sentido político, pero basado en su experiencia. Hay muchas historias como aquella de los tipos que salen furtivamente escapando por una ventana que cuentan en la región. Me preguntaron varias veces si yo era de Israel antes de alquilarme un cuarto. En la mayoría de las casas donde alojé, me dijeron que ellos no aceptaban a los IDF (“israelitas”). Esto parece haber hecho un mercado para aquellos que especializaban en ellos.

Es doloroso hablar sobre esto, pero por la causa de la paz solo puedo esperar que las personas de la Patagonia de Chile (y Argentina), no tengan que experimentar aquello que los palestinos experimentaron, que ninguno de ellos tenga recuerdos dolorosos como mis recuerdos de la ocupación israelita. Este es mi deseo para la Patagonia, para estas personas buenas con las cuales me encontré, para este hermoso pedazo de arte hecho por la naturaleza. Espero que ambas, las personas y la tierra, nunca conozcan la ocupación que destruye la humanidad, la belleza y la naturaleza. Espero que nunca un asentamiento se implante en este hermoso fin del mundo. De la misma manera, no deseo un nuevo Holocausto para mi amiga Anat y nuestra gente. Yo espero que la paz llegue pronto a nuestro país y que la ocupación acabe.

April 18, 2004

Por Kawther Salam

Título original: Patagonia: ¿La nueva Palestina?

Traducción al castellano cortesía de Animalweb.cl

Origen del artículo: www.kawther.info

Soldados del IDF arrestando  a un granjero palestino por entrar en sus terrenos (Crédito:AFP)

Texto -de origen externo- incorporado a este sitio web por (no es el autor):

Cristián Andrés Sotomayor Demuth

Rotem Singer, 23 años, probable agente de El Mossad disfrazado de turista israelí

Si recordais, hace poco hablaba con Adrián Salbuchi sobre el plan Andinia para crear un estado judío en la Patagonia chilena y argentina.
Muy posiblemente, esta noticia tiene que ver con la cuestión.
Sincrónicamente, mi amigo chileno Ramón, me envía estas dos páginas del libro del ideólogo del estado de Israel, Teodor Herzl, en el que anticipa que el estado israelí será o en Palestina… ¡O en Argentina!
Por cierto, ¿nos jugamos algo a que el israelí sale por la puerta de atrás y sin que nadie se entere?

PD 1: No ha pasado media hora de que escribiera estas palabras cuando se hace realidad mi predicción. Desde Brasil, me llega la confirmación de que el ciudadano israelí es liberado, después de quemar ¡11.000 hectáreas! y le van a poner, como mucho, una pena de 300 dólares.

Judíos israelíes detenidos por el incendio en la Patagonia chilena

Nueva actualización a las 17 horas de España, en la región patagónica la noticia está teniendo muchísima repercusión y se está hablando ¡hasta del plan Andinia!, recuperándose otros incendios que han sucedido en la zona en los últimos años a manos de extranjeros. En la noticia que os linko a continuación, se recuerda que ¡Pinochet hizo un acuerdo para permitir que los jóvenes israelíes que salen del servicio militar vayan al parque Pumalín de vacaciones!
Por si todavía no os dais cuenta: la jugada es la mítica de los Bomberos que encienden fuegos predicha por Ray Bradbury en la novela “Fahrenheit 451″ Primero queman la Patagonia mediante agentes como este chico y luego el gobierno chileno y el argentino sacarán una ley para protegerla, que dará poder a terratenientes como Benetton o Tomkins para que declaren esa zona “bajo protección de la ONU” y luego permita el establecimiento del estado judío. Como hicieron con Palestina, vaya.
PD 2: Si alguien se sigue preguntando por qué tantos chicos israelíes viajando por la Patagonia argentina… aquí tiene la respuesta. Son “células durmientes” al igual que este Roten Singer, por supuesto, con el cerebro convenientemente lavado.

PD 3: Uf, qué cantidad de sincronías. Pues resulta que hoy se publica que una turista fue violada en la región del Bolsón (Patagonia argentina) y permaneció sola durante tres días en el bosque. (¿Ya sabéis de donde procede el violador, verdad?).

Al tiempo, también se conoce que la industria canadiense ha conseguido que el gobierno argentino derogara una ley que impide el uso de ¡cianuro! en la minería de esa región patagónica. Es decir, ¡les dan vía libre para envenenar a la población!! (¿Todavía alguien duda de que el Plan Andinia esté en marcha?).22

Un informe del General Ivanov, jefe de la comisión gubernamental del complejo industrial ruso, sobre la colocación de 50 misiles por parte de Norteamérica a sólo 50 millas del enclave ruso de Kaliningrado, da pie a esta explicación por parte de Sorcha Faal.
Al parecer, todo vendría a cuenta de la pretendida invasión de México por parte del gigante norteamericano a cuenta de la sequía que está sufriendo ahora mismo ese país y el sur de los Estados Unidos, y que, según los informes demográficos de Obama, iría a provocar una masiva inmigración a su país, que acabaría de tambalear su ya escasa estabilidad. Al parecer, en los dos últimos años, el excesivo uso de los acuíferos se habría llevado por delante el 78% de sus reservas de agua.
Ese sería el escenario que provocaría que Obama diera el paso a crear la Unión Norteamericana a imagen y semejanza de la Unión Europea cuyo final sería la absorción de este país y el paso previo, la balcanización.Con este último término, se conoce al proceso de caos creado en la Antigua Yugoslavia por parte de la OTAN antes de invadirla y desmebrarla, condición necesaria para hacer llegar el petróleo del Mar Caspio (y la droga).
En el caso de México, la “balcanización” ha comenzado al enviar toneladas de armas a los carteles de la droga (tradicionales socios de la CIA en este negocio) para generar el caos actual que justifique la intervención.
Para designar en qué momento se va a producir esta “absorción”, el informe ruso señala el envío a principios de agosto de personal de la CIA y militares retirados a México, cuya estancia se ha alargado por tres meses más, además de numerosas tropas y equipos moviéndose a la frontera mexicana pintados con un camuflaje que no es el típico de los desiertos iraquíes y afganos y más bien, adaptado a las condiciones mexicanas.
Ivanov pondera que el estado de emergencia Defcon 1 en el que va a estar Estados Unidos durante el tránsito del cometa Elenin (26-27 septiembre) y que coincide con el viaje de Obama a Denver, podría haber un ATAQUE DE BANDERA FALSA QUE MATARA A MILES DE PERSONAS, PARA JUSTIFICAR LA INVASIÓN DE MÉXICO.
Así que, atención a estos días, sobre todo a nuestros muchos lectores en México y Estados Unidos, pues lo de la gran sequía va muy en serio: las guerras por el agua ya se anunciaron hace una década.
Ya sabemos todos, a estas alturas, que la guerra es la manera más rápida de salir de una crisis económica…