Una vez más, la enigmática persona que se esconde bajo el apelativo de Sorcha Faal y que dice contar con información de los servicios secretos.

Esta vez nos alucina con una sorpresiva visita del premier británico David Cameron a su homónimo ruso, Vladimir Putin, en la que le cuenta que Estados Unidos está dispuesto a provocar la Tercera Guerra Mundial porque es la única vía que encuentra para salir de la crisis económica.

Esta suposición se basa en que el gobierno Obama ha empleado 1,3 billones de dólares esta pasada primavera en crear la guerra de Libia, entre otras cosas, contratando a miles de  terroristas afganos, que son quienes verdaderamente comenzaron a la mal llamada “insurrección” en aquel país.

En una información recogida parcialmente por la prensa oficial, Gadafi se ha llevado consigo 10 billones de dólares en oro con los que pretende hacer la guerra total contra el enemigo sionista. El es, al parecer, el responsable del ataque sobre la embajada israelí en El Cairo (por medio de su red de agentes secretos), que no es más que el primero de los ataques que pretende hacer, pues se ha llevado consigo (y repartido por diferentes lugares de Africa) 20.000 misiles antiaéreos. Según Cameron, Obama era perfectamente consciente del peligro que suponía este armamento en manos de Gadafi, pero habría impedido que las fuerzas especiales británicas y francesas se opusieran a que se las llevara para posibilitar ese escenario de “Guerra Mundial Total” que es el que ahora mismo le interesa para salvar la economía.

Al parecer, el más cabreado con la defenestración de Gadafi es el presidente turco, Erdogan (islamista) quien había recibido un premio de Gadafi meses antes y que habría comenzado una política más dura con Israel a raíz de esto, e incluso con Grecia, con quien disputa el control de Chipre, amenazando con una guerra total en esa isla(donde reside el santo sufi, Maulana, a quien fui a ver la pasada primavera). El asunto es que han descubierto la mayor bolsa de gas en los alrededores de la isla, en unas aguas que se disputan Turquía, Grecia, Chipre, Líbano y Egipto.

Una vez más, el asunto profético se mezcla con la política al conocer la que se puede montar alrededor de Chipre (punto de “encuentro” entre el islam de la parte turca y el cristianismo ortodoxo de la parte Griega).

Israel ha amenazado a Turquía con represalias si continúa queriendo convertirse en la “nueva esperanza del mundo musulmán” frente al sionismo y pretende atacarle desde el frente separatista kurdo, que controla históricamente , continuando con el reseñado plan de crear un estado Kurdo en la región, en perjuicio de Turquía, Siria e Irak, principalmente  y del que apareció un mapa hace años, procedente de la OTAN.

Entonces nos enteramos de las profecías del monje griego Joseph, capellán de las fuerzas aéreas griegas, quien tuvo una visión hace años que coincide, de alguna manera, con lo que dice el sabio sufí Maulana, respecto a que Chipre puede ser el origen de la Gran Guerra.

Os hago un pequeño resumen de la profecía.

“La Tercera Guerra Mundial comenzará con la guerra entre Grecia y Turquía. Los masones judíos que controlan Estados Unidos y la Unión Europea empujarán a Turquía a la guerra contra Grecia. A pesar del coraje de los griegos, y del apoyo de los voluntarios ortodoxos serbios y rusos que vendrán en su ayuda, miles de ellos fallecerán. Turquía entrará en Grecia y conquistará parte de su territorio. Al principio, ni la OTAN ni Estados Unidos harán nada pero darán su silenciosa aquiescencia a Turquía. El tiempo en que el mundo piense que Grecia ha desaparecido, habrá llegado. Pero un momento antes de que eso suceda, llegará la ayuda de Rusia a sus hermanos cristianos ortodoxos, que bombardeará Turquía. La oscuridad llegará a la península balcánica y al medio Oriente. El mundo en el que creemos habrá concluido. En este punto, Estados Unidos y la Unión Europea apoyarán a Turquía y declararán la guerra total a Grecia y Rusia. El Vaticano se sumará y abogará por la guerra total contra los “cismáticos” cristianos ortodoxos. La guerra será horrible. Estados Unidos sufrirá una tremenda derrota y su poder se evaporará. La iglesia católica verá todo su poder desaparecer. Nunca más volverá a ser la misma. Rusia entrará en Constantinopla (Estambul) y se la cederá a Grecia en una conferencia de paz. Al principio, los griegos se lo pensarán, pero acabarán aceptando retomar el control de esta ciudad, 600 años después. Un tercio de los turcos perderán su vida, otro tercio se convertirán al cristianismo ortodoxo y otro tercio más, se irán a vivir a lugares desérticos. Armenia conseguirá su territorio y los kurdos obtendrán su propio estado”.

Sólo por situar esta profecía en el contexto de la actualidad, Grecia vive en el colapso económico total, a punto de llevar a toda la Unión Europea a la quiebra y la única solución que muchos ven es que se salga del euro… lo que empujaría al histórico país a los brazos de su tradicional hermano. Rusia

PD: Ya estáis enviando este link a todos vuestros contactos en Grecia, Rusia y Turquía para evitar lo que está planeado.

http://doomsday-prophecies.blogspot.com/2009/02/greek-monk-prophecy-third-world-war.html

Anuncios